Rex Tillerson llegará a Colombia con un itinerario contra los cultivos ilícitos

Ajustar Comentario Impresión

Además, el secretario de Estado informó que EE.UU. ha consignado recursos dentro de Venezuela, pero que no ha sido fácil, por lo que no0 se pueden enfocar estas ayudas a los venezolanos que han tenido que dejar su país para venir a Colombia.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este miércoles que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se mantiene "subordinado" a los deseos injerencistas de Estados Unidos (EE.UU.) sobre los asuntos internos de Venezuela.

Santos afirmó que Maduro no aceptaría unas elecciones leales y transparentes "porque sabe que las pierde". "Es urgente restaurar el cauce democrático en Venezuela". Desde que inició su periplo el pasado 1 de febrero, el jefe de la diplomacia estadounidense ha lanzado amenazas contra Venezuela, por ejemplo en Argentina, el pasado domingo anunció que su gobierno y el de Mauricio Macri estudian implementar sanciones petroleras contra Venezuela para "presionar" al gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro.

Aunque, el gobierno colombiano ha pedido ayuda internacional por la llegada a su territorio de miles de venezolanos que huyen de la crisis política y económica de su país.

Miles de venezolanos han llegado a Colombia en los últimos meses en busca de alimentos, atención médica y trabajo, una situación que ha desbordado la capacidad de ayuda humanitaria del Gobierno de Santos.

Tillerson agregó que Estados Unidos reconoce que el hecho de que 550.000 ciudadanos del vecino país estén viviendo en Colombia es un peso para Bogotá.

Reiteró que, para Estados Unidos, el resultado de esta elección carecerá de legitimidad.

"Colombia no se está burlando, no se está riendo de Estados Unidos, todo lo contrario, nosotros estamos convencidos que estamos juntos haciéndole frente a un problema, a un desafío que requiere la colaboración de ambos países", aseguró el Presidente.

El embajador de Colombia en Washington, Camilo Reyes, dijo recientemente que "ahora que es una nación en paz, Colombia está mejor posicionada para trabajar de la mano con los Estados Unidos y lograr aún más para la gente de nuestros dos países y para la región".

Las refinerías de la costa estadounidense del Golfo de México también se verían afectadas, destacó.