Los triples de Ginóbili no alcanzaron para frenar a Golden State

Ajustar Comentario Impresión

Klay Thompson anotó 25 puntos, 10 de ellos en el tercer cuarto y los Warriors de Golden State derrotaron 122-105 a los Spurs de San Antonio.

El entrenador Steve Kerr ya tiene nueva marca en la historia de la NBA después de conseguir la victoria 250 con los Warriors de Golden State y ser además el que más rápido las consiguió.

El DT, se convirtió en el técnico que más rápido alcanza los 250 triunfos en la historia de la NBA, haciéndolo en sólo 302 partidos.

Su compañero en la dupla conocida como Splash Brothers, Stephen Curry, agregó 17 puntos y ocho asistencias para el logro de Kerr en la banca. Eclipsó a su ex entrenador Phil Jackson, quien fijó la marca en 346 partidos. "(.) Mucho se debe a que él estableció una identidad y una cultura alrededor de nuestro equipo y es muy bueno con las personas. Sabe cómo relacionarse con todos y cada uno de sus jugadores y su equipo técnico y está construyendo una confianza total en toda la organización”.

Sin embargo, Kerr, entrenador del año de la NBA 2016, contabilizó 39 victorias durante un permiso de ausencia tras complicaciones de una cirugía de espalda al inicio de la temporada 2015-16, cuando el entonces asistente y actual entrenador de Los Ángeles Lakers, Luke Walton, entrenó a los Warriors.

Manu Ginóbili marcó 13 puntos (2/5 en dobles y 3/8 en triples), capturó 1 rebote y dio 6 asistencias en 19 minutos de juego. Por el lado texano, los máximos anotadores fueron Kyle Anderson y LaMaracus Aldridge, los dos con 20 unidades.

Draymond Green terminó con 17 tantos, 11 asistencias y ocho rebotes en otra buena salida y, por primera vez en tres juegos, no cometió una falta técnica.