Kim Yo-jong, una mujer poderosa

Ajustar Comentario Impresión

Asimismo, a través de Facebook Live los usuarios podrán disfrutar las ceremonias de Inauguración y Clausura desde el Estadio Olímpico de PyeongChang 2018.

"Los deportistas de las dos Coreas trabajarán juntos por la victoria, y ello tendrá resonancia y se recordará en los corazones de la gente de todo el mundo como una señal de paz", dijo el Presidente surcoreano Moon Jae-in durante una recepción previa a la ceremonia.

Minutos después, las cámaras de TV y de los fotógrafos hicieron foco en otro instante asombroso: el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, sentado una hilera por delante de la hermana de Kim y del presidente honorífico norcoreano, funcionarios de dos países que muchos temen podrían estar a las puertas de un conflicto nuclear. Ambos presenciaron un espectáculo de luces, sonido y danza, que comenzó con una exhibición de taekwondo por parte de equipos de las dos Coreas.

Kim Yo Jong, la primera persona de la dinastía del norte en visitar el sur desde el fin de la Guerra de Corea en 1953, sonrió ampliamente durante el apretón de manos.

Los imitadores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y del líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, fueron expulsados de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018, que se está desarrollando en la ciudad surcoreana de Pyeongchang.

El mensaje no fue sutil.

Esta aparición de los dos países, partidos desde 1945 y técnicamente aún en guerra, fue el epicentro de la inauguración.

El vicepresidente de EU criticó "lo que el primer ministro (japonés) Abe llamó con razón una 'ofensiva de encanto'" por parte del Norte en los Juegos Olímpicos. Su primera participación está programada para el 11 de febrero (12 de febrero en Corea del Sur). Estados Unidos insiste en que Corea del Norte debe dar muestras de que está dispuesto a una desnuclearización antes de cualquier negociación, lo que Pyongyang rechaza.

Cuatro atletas representarán a México en PyeongChang.

Algunos medios surcoreanos especulaban con insistencia de que Jong transmitirá al mandatario surcoreano una invitación de Kim Jong-un para visitar Corea del Norte.

Tras la cena, Kim Yong-nam se dirigirá al Centro de Hockey de Kwandong, en PyeongChang, para ver, junto con el presidente Moon, el partido de "hockey" sobre hielo del equipo intercoreano femenino, que jugará contra el equipo suizo.