"Después de Messi no hay nada" — Maradona

Ajustar Comentario Impresión

Fiel a su estilo, el exastro argentino, Diego Maradona, le dio duro a Jorge Sampaoli, a raíz de que no realiza convocatorias ideales para la selección de Argentina.

"Pero claro (que tiene que ser convocado)". No tenemos nada más. "Estamos rasguñando las piedras para sacara un nueve, uno que desborde". "Carlitos además tiene el fuego sagrado, contagia", sostuvo el astro.

"Sampaoli tiene suerte, si el nene está iluminado, le va a tapar todos los errores". El problema de Argentina es el retroceso, que no lo tenemos.

"Tapia hoy está llevando al fútbol argentino a ser Honduras, Costa Rica, con todo el respeto que ellos me merecen".

"Lo que me jo* strong *Hoy, salvo por Messi, le han perdido el respeto a la camiseta".

Asimismo, el actual DT del Al-Fujairah de Emiratos Árabes también criticó fuertemente a la organización de la Superliga, a la que calificó como "una payasada", y responsabilizó por ello a Marcelo Tinelli, dirigente de San Lorenzo. "Di María dijo que su sueño era la Champions. ¿Y el Mundial, qué?" Yo digo, sin ofender eh, Biglia. ¿se habrá imaginado alguna vez vestir la camiseta de la Selección Argentina?

En cuanto al ex estratega de U.de Chile mencionó que "Sampaoli es un mentiroso, nos esconde las cosas".

"Sobre la polémica del regreso de Gonzalo Higuaín, quien hasta podría compartir concentración con Mauro Icardi, Maradona no dudó en declarar: "(Sampaoli) Tiene que decir que no tiene un nueve goleador en su lista, aunque lo llame al bochornoso de Icardi. No me jodas. Si Ponzio es la salvación de la mitad de la cancha de Argentina, estamos hablando de un equipo de Honduras. Jugué tres partidos en Sevilla. "Por eso para mí el Pipa tiene que tener una nueva chance", cerró. Pero ese muchacho no sabe nada.

Tampoco fue optimista sobre el regreso de Fernando Gago, quien se recupera de una lesión sufrida ante Perú por Eliminatorias Sudamericana, en octubre pasado: "Pobre, no llega, está roto. De lo que sí sabe es de ir a comer a la casa de los amigos, eso lo sabe perfectamente, va sin GPS", afirmó.

Ante el mar de críticas que agita cada vez que habla, el capitán de la Selección que ganó el Mundial de México en 1986 se mostró desesperanzado de cara al futuro de la celeste y blanca: "Me duele, mucho, pero la realidad es que vamos mal y no le veo salida. El título sería: 'Después de Messi, ¿qué?' Después de Messi, no hay nada". Me llamó porque supuestamente el Sevilla me quería hacer un homenaje pero tenía todo arreglado con la selección y me quería usar a mi para la foto.