¡Cuidado! Antes de negociar con un despacho de cobranza, debes saber esto

Ajustar Comentario Impresión

Los despachos de cobranza ayudan a los bancos a negociar y reestructurar créditos, préstamos o financiamientos de los deudores, realizando una labor intermedia entre las autoridades bancarias y el deudor.

Se precisó que el despacho de cobranza actúa como intermediario entre usted y la entidad financiera, con el propósito de requerir extrajudicialmente el pago de la deuda, así como negociar y reestructurar los créditos, préstamos o financiamientos.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) alertó sobre el aumento de quejas de deudores que han realizado algún tipo de pago directamente con los despachos de cobranza, cuando cualquier negociación o acuerdo se hace directamente con los bancos.

Algunos consejos que da la dependencia a los deudores es que se debe documentar por escrito el acuerdo de pago, negociación o reestructuración de los préstamos, así como el importe a pagar, desglosando el monto principal de intereses ordinarios y moratorios.

Especificar si con ello se obtendrá el finiquito o liquidación del adeudo, o solo se cubrirá un pago parcial.

Consulta en el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco) aquellos que trabajan con las instituciones financieras para que estés seguro de no estar tratando con una empresa fraudulenta.

En el documento se debe señalar claramente, el número de cuenta de la entidad financiera en el que se realizará el pago, con referencia al número de crédito del que se trate.

Si un Despacho de Cobranza te solicita dinero en efectivo o hacer depósitos en una cuenta personal sin haber resuelto nada todavía, es factible que se trate de un fraude.

Nadie más que tú puede gestionar de manera legal, limpiar tu historial crediticio.

A la par de la papelería, afirmó, el despacho de cobranza tiene que informar por escrito o de manera verbal al deudor el nombre o denominación social que lo acredite, así como del empleado que establezca el primer contacto.

Monto del adeudo y fecha de cálculo.

jDomicilio, correo electrónico y número telefónico de la unidad administrativa de la entidad financiera, que recibirá las quejas por malas prácticas de cobranza.

Asimismo, tendrá que detallar el domicilio, número telefónico y la información sobre la entidad financiera acreedora, el contrato de operación o motivo de deuda, las condiciones del crédito o préstamo o el pago de este, entre otros datos más.