Wall Street cierra semana de alta turbulencia con tono positivo

Ajustar Comentario Impresión

La perspectiva es que la Reserva Federal vuelva a subir las tasas de interés ante el repunte de la inflación en Estados Unidos.

La incertidumbre de los inversores, que en algunos momentos de la jornada rayó en el pánico, fue la nota dominante de la sesión en las principales Bolsas asiáticas, que cerraron con pérdidas destacadas, en el entorno del 5 %, arrastradas por el desplome de anoche en Wall Street.

Al término de la sesión, la bolsa de París perdió 2,35%, la de Londres 2,64%, la de Fráncfort 2,32% y la de Ámsterdam 3,04%. Mientras que, en Madrid, el IBEX 35 retrocedió 2.53%.

Este martes, el peso se ubicó en 18,66 unidades por dólar en el mercado interbancario, una depreciación de 0.70% en comparación con la jornada anterior.

Este lunes el índice Dow Jones perdió mil 175.28 puntos (4.61 por ciento) para ubicarse en 24,345.68 unidades, lo que representa su peor caída en términos de puntos en la historia del mercado de valores de Nueva York, aunque no su más grave descenso porcentual.

Este día, entre las principales perdedoras destacaron las acciones del Grupo Financiero Banorte con una caída del 3.41% a 115.59 pesos, seguidas de Walmart que pierde 3.30% a 45.10 pesos y América Móvil baja 1.66% para negociarse en 17.13 pesos. El lunes había cerrado con una baja de 4,6%. El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el principal indicador cayó de 48,976.45 a 47,862.10 puntos, una caída de 2.28%.

Después de la caída del lunes, "el mercado está tratando de averiguar hasta dónde pueden bajar los índices y los intercambios han sido muy volátiles", dijo Bill Lynch, de Hinsdale Associates.

Según Lynch, estas fluctuaciones no fueron "impulsadas por ninguna información en particular", pues los inversores desviaron su atención de las ganancias e indicadores corporativos.

El Banco de Inglaterra mantuvo el jueves las tasas de interés como estaban en un 0,5%, pero indicó que una economía más sólida significaba que era probable que las tasas de interés subieran antes de lo esperado por los mercados. Las empresas estadounidenses están en buena forma y sus ganancias deberían crecer en 2018 en 14% en promedio, aseguran.

Los temores a que Estados Unidos tenga problemas de liquidez por el constante aumento en los rendimientos de su deuda soberana han afectado en los últimos días a la plaza bursátil neoyorquina, que borró su excelente arranque de año y arrastró a los mercados mundiales.

Pese a la volatilidad extrema vivida durante la última hora de negociación, los actores del mercado aseguran que el sistema funcionó correctamente. La Casa Blanca, por su parte, señaló que "los mercados fluctúan a corto plazo" e insiste en que los pilares de la economía son "extremadamente" robustos.