La modelo Emilia Claudeville denunció a Roberto Pettinato por acoso

Ajustar Comentario Impresión

"Yo sufrí acoso por parte de Pettinato, también sufrí violencia por parte de Roberto Pettinato" comenzó el crudo relato de Emilia Claudeville ex panelista de Duro de Domar, quien además denunció que trabajar con él "fue una pesadilla".

Ya son más de cuatro las denunciantes por acoso contra Roberto Pettinato.

"Tenía mi camarín frente al de él así que estuve todo un año encerrándome con llave, hasta que empecé a llegar lista", explicó Claudeville y se sumó su testimonio al de varias chicas que también se sintieron acosadas por el conductor. Todos sabían que lo que hacía no estaba bien pero es todo más complejo porque elegimos avalar ese sistema porque da plata. La primera fue decir '¿por qué me odia tanto si no me conoce? ¿Por qué me quiere hacer la vida imposible acá adentro?' A las semanas me di cuenta de que me odiaba porque era mujer, porque era con todas las panelistas y con todas las mujeres de la producción.

Claudeville compartió set con Pettinato en el último tramo del programa, cuando el conductor se sumó al ya exitoso envío, y allí empezó su calvario. "Usted a mi me da asco' y la cosa se puso peor", confesó. Pensé que la batalla la había ganado yo, pero no. La ganó Roberto Pettinato porque terminé el programa con 26 años y hecha mierda. "Viví una pesadilla no sólo por él si no por la complicidad del resto", afirmó la modelo en la charla con la periodista Julia Mengolini.

"Tenía que sobrevivir a los manotazos y humillaciones de este tipo.Yo me saqué lolas cuando tenía 25 y él me decía cosas como 'Nonono, si me vas a hablar a mí ponete tetas'. La producción me decía que trate de manejarlo", relató la joven. "Una vez me agarró muy fuerte del brazo, me tiro contra la pared y me pidió que lo deje comerme el cuello", agregó. Él lo hacía a modo de chiste, me tocaba, me chupaba el cuello, me hacía mierda la dignidad. "Inclusive amenazas antes de empezar el programa, donde apoyaba las manos en el panel y me decía que no iba a parar hasta que llore en vivo". La verdadera razón por la que yo no acepto un trabajo en televisión es porque yo viví una pesadilla. "No sólo por él, sino por la respuesta que recibía ante mis denuncias y la complicidad del resto", concluyó.

La modelo finalizó con una frase muy dura contra el conductor: "Ojalá que Pettinato no laburé nunca más, de verdad lo digo".