Hombre chino pierde su recto tras jugar con teléfono en el baño

Ajustar Comentario Impresión

Su le dijo que el hombre fue diagnosticado con prolapso rectal, una condición que hace que la última parte de los intestinos pierda su fuerza y se vuelva visible en el exterior del cuerpo. El hombre explicó al médico que había estado sentado en el inodoro usando su teléfono durante media hora mientras intentaba defecar.

El incidente tuvo lugar en Zhongshan provincia de Guangdong el 4 de febrero de acuerdo a las noticias Kan Kan.El paciente, cuya identidad no fue revelada, fue tratado por el Dr. Su Dan de la división de cirugía gastrointestinal del Hospital Sexto Afiliado de la Universidad Sun Yat-sen.

"El paciente ha tenido prolapso rectal desde que tenía cuatro años, pero el bulto pudo retraerse en el pasado".

Las exploraciones médicas muestran una protuberancia en forma de bola que emerge del ano, así como hematomas y manchas de sangre a lo largo de la pared intestinal del paciente.

Según el doctor el prolapso rectar suele ocurrir en niños o personas de la tercera edad. Para algunos niños pequeños, la condición podría estar relacionada con una disfunción innata. Los cirujanos pudieron eliminar el bulto y el hombre ahora se está recuperando.

El Dr. Su pensó que la causa del descenso del prolapso esta vez era la larga duración que pasó en el inodoro tratando de defecar, ya que se debilitan los músculos de la pelvis. Igualmente, un colega del internista explicó que ya sea que uno esté sentado o en cuclillas sobre un inodoro, la presión en el abdomen se acumula y forzaría al recto a sobresalir ya que los músculos pélvicos no son lo suficientemente fuertes como para sostenerse.