Secadores de manos en los baños públicos no son saludables

Ajustar Comentario Impresión

Nichole Ward, originaria de California, compartió una foto en Facebook, la cual le ha dado ya la vuelta al mundo, pues muestra lo insalubre que es secarse las manos en un baño público o de oficina con un secador de manos.

Una mujer llamada Nichole Ward quiso realizar un sencillo experimento con los secadores de manos que hay en los baños públicos de muchas partes. Según sostiene, la placa de Petri (recipiente de vidrio) que expuso a la máquina se llenó de hongos y bacterias.

Tras hacer esta básica prueba, Nichole se dio cuenta que la placa estaba repleta de asquerosos microbios.

"Ok muchachos ... ¿listos para que su mente explote?"

"Metí la placa abierta en un secador de manos cerrado de un baño público por un total de 3 minutos". Sí, solo tres minutos. Pueden ver en la placa la variedad de hongos y bacterias patógenas que gira alrededor de sus manos, mientras creen que están saliendo de un baño con las manos limpias.

Aunque el nombre de la marca fue editado en la publicación de Nichole, un portavoz de Dyson, la firma involucrada, aseguró a ABC Action News estar sorprendido por la publicación y dudó sobre la metodología empleada en el experimento. Es por esta razón que la empresa de secadores de manos se quiso defender y señaló que "todos los secadores de manos DysonAirbladeTM tienen filtros HEPA que capturan partículas tan pequeñas como las bacterias del aire del baño antes de que salga de la máquina".