México descartó imponer sanciones petroleras a Venezuela

Ajustar Comentario Impresión

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos llegó hoy a Bogotá en acelerada visita oficial que concluirá mañana, cuando seguirá rumbo a Jamaica, última escala de su periplo por varios países de Latinoamérica.

Tillerson arribó a la capital de Colombia a las 14:10 hora local (19:10 GMT), tras lo cual se dirigió a la Casa de Nariño (sede de gobierno), donde se entrevistará con el presidente Juan Manuel Santos y la ministra de Relaciones Exteriores, María Angela Holguín. "Lo que nos comentó el secretario de Estado es que era una posibilidad, que no podía confirmarlo porque no se hace la agenda en febrero para un tema que viene en abril, y que nos iba a confirmar la participación en una fecha más próxima a la cumbre".

Ambas declaraciones recibieron duras críticas de funcionarios venezolanos, que acusaron a Tillerson de utilizar su gira para incrementar la presión sobre los gobiernos de la región para unirse a Estados Unidos en lo que definieron como un "perverso plan de agresiones contra Venezuela".

"Este viaje se produce en un momento importante para el hemisferio occidental". Unas elecciones que para Colombia no tienen validez porque no ofrecen ninguna garantía, dijo Santos.

Aunque Estados Unidos fue precursor en la imposición de sanciones al régimen de Nicolás Maduro, la Unión Europea ha asumido una conducta bastante frontal; incluso tomando la delantera.

Santos defendió las labores de Colombia en la reducción de producción de coca, y dijo a Tillerson que el país ha erradicado por la fuerza 54.000 hectáreas de plantíos y firmó un acuerdo colectivo con 120.000 familias para que dejen de plantar coca.

El gobierno colombiano anunció que esperaba erradicar 100.000 hectáreas de cultivos ilícitos durante el 2017.

Santos manifestó también su beneplácito por el apoyo de Estados Unidos a Colombia en el proceso de ingreso a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo).

Antes de arribar a la isla caribeña, Tillerson estuvo estuvo en México, la Argentina, Perú y Colombia, naciones que comparten una posición crítica hacia el gobierno de Maduro y respaldan las sanciones que Washington ha ido imponiendo al entorno político del presidente venezolano.

En una carta enviada al presidente Donald Trump el 25 de enero, el senador Marco Rubio aconsejó al Ejecutivo, amonestar al número dos del chavismo, Diosdado Cabello, por sus vínculos con el narcotráfico y por los crímenes contra la sociedad venezolana.