Víctimas de abusos testificarán ante enviado del Papa Francisco — Chile

Ajustar Comentario Impresión

"(La carta) vuelve no sólo a poner en duda sino a finiquitar este discurso de la tolerancia cero, porque para abusadores y encubridores la tolerancia del Vaticano es infinita", agregó el vocero.

Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de los supuestos abusos sexuales cometidos por el sacerdote chileno Fernando Karadima, confirmó este lunes (05.02.2018) que testificará entre el 20 y 21 de febrero ante el arzobispo de Malta, Charles J. Scicluna, designado por el Papa Francisco para indagar sobre el caso. "Pero yo no las he visto, no se han presentado".

A tres semanas de que el papa Francisco abandonara el país, luego de una breve visita, fue revelada una carta dirigida al sumo pontífice donde una de las víctimas de abuso sexual de Fernando Karadima detalla la situación sufrida ante el sacerdote y cómo miembros de la Iglesia lo protegieron. Y que esos abusos fueron presenciados por Barros y otras personas, quienes los ignoraron.

"El día que me traigan una prueba contra el obispo Barros, ahí voy a hablar", dijo el Pontífice. "No hay una sola prueba en contra (de Barros), todo es calumnia", subrayó entonces.

El papa defendió al obispo Juan Barros ante las acusaciones de abuso sexual
El papa defendió al obispo Juan Barros ante las acusaciones de abuso sexual

En Chile nadie sabía que hubo un juicio contra Barros.

Esto se remonta al viaje del papa a Chile el mes pasado cuando le recibió una ola de manifestaciones contra los abusos sexuales perpetrados por los sacerdotes. Cruz dijo que el número de casos acumulados eran "mucho más de 2,000" y acusó a la Santa Sede de "encubrimiento masivo". "Nuestra historia es bien conocida y no tiene sentido recordársela, basta contarle el horror de haber vivido este abuso y las ganas de suicidarme".

También le implora a Francisco que le escuche y cumpla su promesa de "tolerancia cero". "Ya es bastante malo que hayamos sufrido una pena y una angustia tan enorme por el abuso sexual y psicológico, pero el terrible mal trato que hemos recibido por parte de nuestros pastores es aún peor". "Incluso, Santo Padre, ellos eran tocados en forma muy inapropiada por Karadima", afirmó. "Él sacaba la suya y nos besaba con su lengua". "Fue testigo de todo esto en innumerables ocasiones, no solo conmigo, sino que también con los demás", se especifica en el texto.

Y denunció: "Juan Barros ha encubierto todo lo que le cuento".