Le hicieron creer a su hijo que tenía cáncer para recaudar fondos

Ajustar Comentario Impresión

Para el joven, ese calvario duró ocho largos e intensos meses. El adolescente tenía un presunto cáncer cerebral terminal e iba a morir. Y no se podía hacer nada para curarlo.

Los padres identificados como Ginny Irovando Long de 34 años, y Robert Edward Long de 47, crearon este escenario para aprovecharse de las personas e instituciones de beneficencia, gracias a las que obtuvieron grandes sumas de dinero.

El plan había resultado como esperaban, la comunidad estaba totalmente comprometida con el caso: lanzaron una recaudación de fondos con camisetas y crearon una cuenta en GoFundMe. "Cuando los médicos nos dijeron que no creían que estaría con nosotros en Navidad", escribieron Ginni y Edward Long.

Según indica la Policía del condado de Okaloosa, "el chico de 13 años pasó los últimos ocho meses creyendo que iba a morir de cáncer cerebral, pero la investigación reveló que sus registros médicos muestran que no tiene tumores cerebrales".

Sus padres le hicieron creer que iba morir de cáncer, pero todo era una mentira

Este pasado 28 de diciembre Irovando llegó a publicar una foto de su hijo en su cuenta de Facebook proclamando que "era un milagro" que el menor seguía vivo tres días después de Navidad. Solo hay una persona que sabe cuándo llegará el momento de Dawson y ese es DIOS. "Él todavía tiene sus días buenos y malos, pero somos unos padres felices y felices sabiendo que ha llegado hasta aquí", dijo la madre del niño.

Los esposos, según detalla el comunicado de prensa dado a conocer por las autoridades, les dijeron a sus amistades que su hijo había sido diagnosticado con cáncer cerebral terminal y necesitaban fondos para cubrir los gastos médicos.

La investigación reveló que los padres realizaron un evento de recaudación de fondos en la escuela del menor y utilizaron Facebook para divulgar información falsa sobre el diagnóstico de cáncer. Todos los días que compartimos con él le agradecemos a Dios por [dejarnos] ser su mamá y su papá un día más.

Los padres del adolescente fueron detenidos el 1 de febrero y enfrentan un cargo por abuso infantil y nueve por fraude.