Fuertes imágenes: A punto de morir por 'tronarse' los dedos

Ajustar Comentario Impresión

Antoine Boylston, de 31 años, acudió al hospital tras sentir un fuerte dolor en el dedo meñique de la mano derecha.

"Todo ese tiempo pensé que solo tenía un dedo roto que me estaba haciendo sentir mal del estómago".

Tras hacerle una biopsia a su piel, los médicos determinaron que unas bacterias mortales que le devoraban por dentro, llamadas fascitis necrosante. "Lo hacía frecuentemente y no pensaba en nada de eso, pero ahora voy a vivir para arrepentirme de ello", confesó. Según Boylston, terminó pareciéndose 'a un zombi' como resultado de la infección bacteriana que afectó al tejido debajo de su piel, así como a los músculos y órganos.

Boylston agregó que "los médicos me advirtieron que podía perder la mano, pero si hubiera esperado mucho más podría haber perdido todo el brazo o incluso haber muerto".

Según el reporte médico, Antonie tenía una herida en su mano que sanaba con normalidad, pero al tronarse los dedos contrajo una bacteria que desencadenó la mortal infección. Le hicieron una cirugía de emergencia con el brazo abierto desde el codo hasta el dedo para poder cortar la infección.