Tres iglesias católicas fueron atacadas con explosivos en Santiago de Chile

Ajustar Comentario Impresión

Al menos cuatro ataques contra templos católicos fueron perpetrados esta madrugada en distintos puntos de Santiago de Chile, en protesta por la próxima visita del papa Francisco al país, informaron fuentes policiales.

Asimismo, la Capilla Cristo Vencedor, de la ciudad de Peñalolén, y capilla Emmanuel, en la Recoleta, fueron atacadas con artefactos explosivos donde también dejaron mensajes en contra de la Iglesia y a favor del pueblo mapuche de ese país.

Luego de visitar la capital, el Papa se trasladará el martes a la sureña ciudad de Temuco y al día siguiente a Iquique, en el norte del país, desde donde emprenderá rumbo a Perú, la segunda y última escala de su gira sudamericana.

La parroquia de Santa Isabel de Hungría, en Estación Central, fue vandalizada por desconocidos que lanzaron una tela impregnada con combustible a la entrada de la iglesia. La información vino a traer tranquilidad tras los ataques incendiarios que ayer afectaron a varias iglesias en la región metropolitana de Chile.

Ese texto concluía con peticiones de libertad para todos los presos políticos del mundo y Wallmapu, como se conoce al territorio que han habitado históricamente los mapuches.

Fernando Ibáñez, un sacerdote que vive en la parroquia, dijo a radio Cooperativa que un par de horas antes unos individuos jóvenes pasaron frente a la iglesia lanzando improperios, pero no pensó que ocurriría un ataque de este tipo.

"Escuché ladrar al perro y desde mi ventana vi el resplandor de una llama; me levanté y avisé al párroco del lugar, el padre Cristian, los vecinos gritaban, nos llamaban, y a lo único que atiné fue a sacar la manguera y comenzar a apagar el fuego", declaró. Los atentados "tienen similitud, pero no necesariamente están vinculados unos a otros", afirmó el subsecretario del Interior y Seguridad, Mahmud Aleuy, confirmando que "el Gobierno presentará querella en las próximas horas por infracción a ley de armas" tras visitar dos de los tres templos atacados.

La policía encontró en el lugar un extintor y un envase plástico que están siendo sometidos a peritajes, aunque en este caso no se hallaron panfletos.

En otro de los recintos afectados se encontraron algunos rayados en paredes que decían: "Por el Papa (se gastaron en su visita) 10 mil millones (de pesos) y por los pobres nos morimos en las poblaciones".