La proa del petrolero iraní accidentado se hunde tras una fuerte explosión

Ajustar Comentario Impresión

- Irán dio hoy por muertos los 29 marineros nacionales del petrolero iraní que sigue ardiendo en el Mar de China Oriental desde hace más de una semana tras chocar con un carguero hongkonés en el mar de China oriental, informó el responsable del Comité especial para el seguimiento del accidente, Alí Rabií.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Transportes citado por la agencia china Xinhua, detalló que la detonación "produjo que el petrolero sea consumido por llamas de entre 800 y 1.000 metros de altura".

El petrolero transportaba 136.000 toneladas de crudo condensado formado por una mezcla de hidrocarburos recuperados durante el procesamiento del gas natural.

Actualmente, "no es imposible estimar qué cantidad de condensado se ha evaporado o quemado", apunta la organización ecologista, ya que se requerirán más pruebas para confirmar cuánto petróleo se ha derramado al mar.

Mohamad Rastad, portavoz de la fuerza de tarea especial de Irán establecida en la zona, señaló el sábado que no había esperanzas de encontrar con vida a los tripulantes del buque-incluidos 30 marineros iraníes y dos bangladeses-.

No obstante, el Gobierno de Teherán ha defendido a las autoridades chinas y ha negado que éstas hayan actuado con negligencia.

El buque iraní Sanchi, registrado en Panamá, colisionó con un carguero de Hong Kong el 6 de enero a 160 millas (295 kilómetros) al este del estuario del río Yangtsé, enmarcado por la ciudad china de Shanghái y las provincias de Jiangsu (al sur) y Zhejiang (al norte).

La causa del accidente todavía se desconoce, mientras que las autoridades chinas han asegurado que han abierto una investigación al respecto.