Donald Trump quiere diálogo con Corea del Norte

Ajustar Comentario Impresión

Al término de la reunión, el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae-sung, dijo que su país propone al vecino del Norte reanudar las negociaciones para la prevención de incidentes militares y otras cuestiones de paz, incluyendo la desnuclearización.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-In, afirmó este miércoles que la desnuclearización de la península coreana es "el camino hacia la paz", un día después de un encuentro excepcional entre representantes de las dos Coreas.

Pence estará además en Seúl y en Tokio, para mantener reuniones bilaterales con autoridades de ambos países sobre la seguridad de la Península de Corea.

Advirtió que la situación en la península de Corea continúa siendo tensa.

"Bajo las condiciones apropiadas, puedo celebrar una cumbre en cualquier momento", dijo. Ante la opinión de algunos expertos, que critican que a Pyongyang se le hagan concesiones sin dar nada a cambio y solo por el simple hecho de sentarse a dialogar, Moon defendió la postura de Seúl y dijo que el acercamiento no va en contra de la estrategia de presión internacional para que Pyongyang abandone su programa atómico.

Donald trump y Erna Solberg
Donald trump y Erna Solberg

"Sanciones y presiones más duras pueden aumentar la tensión y pueden desatar unos enfrentamientos armadas sin querer".

Cuando se le pregunto de los recientes contactos entre las dos Coreas y que si esto podría ser un intento de Kim como una "palanca" entre Seúl y Washington, el Presidente estadounidense no lo descartó.

El reinicio del diálogo entre las dos Coreas sucede luego de un año en el que la tensión en la región llegó a su máximo histórico por las sucesivas pruebas armamentísticas de Pyongyang, que incluyeron su sexto ensayo nuclear y el lanzamiento tres misiles balísticos intercontinentales. Kim Jong Un no se ha reunido con un líder extranjero desde que sucedió a su padre en 2011, y ambos gobiernos se han vuelto más intransigentes desde las cumbres de 2000 y 2007, cuando los presidentes surcoreanos aplicaban una "Política Soleada” de tratar de ganarse al Norte con ayuda".

Después de que el líder norcoreano Kim Jong-un expresara en su mensaje de Año Nuevo su deseo de mejorar lazos con el Sur, las dos Corea celebraron primera reunión de alto nivel en más de dos años en la fronteriza aldea de la tregua de Panmunjom.