Cinco datos curiosos de La Forma del Agua

Ajustar Comentario Impresión

Estos son cinco datos que tal vez no conocías de esta producción.

Guillermo del Toro fue nominado este jueves para los premios del Sindicato de Directores de Hollywood (DGA, por sus siglas en inglés) por su cinta Shape of Water.

La forma del agua se estrena el viernes 12 de enero y probablemente será un éxito en taquilla.

Al presentar los candidatos al mejor director en esos galardones, la actriz Natalia Portman criticó que los cinco nominados en esa categoría fueran hombres.

Ambientada en los inicios de los años 60 en Baltimore, Estados Unidos, Elisa, una chica muda que forma parte del personal de limpieza de un laboratorio, y 'la criatura' quien se asemeja a un reptil y a un humano, se enamoran en un contexto donde en donde la mínima muestra de sensibilidad está casi prohibida.

Sindicato de directores lo nomina

Este tipo de historia no es nueva, pero sí es nueva la delirante y seductora imaginación visual con el que Guillermo del Toro la cuenta, revelando una oscuridad llena de una belleza misteriosa y sensual.

Para terminar, es necesario decir que nos encontramos ante un cineasta que no únicamente ha logrado posicionarse como uno de los directores más reconocidos a nivel mundial, sino también ante un precursor de un estilo gótico, oscuro y fantástico único.

Entrar a La forma del agua es entrar a un universo aparte, a un universo de sueño, acuático, en el que un cuarto en una casa se puede inundar de agua y chorrear hacia el cine que está abajo, en un juego de irrigación entre fantasía y realidad. Le dio su lugar de director a Steven S. DeKnight, sus compañeros Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón lo convencieron de dejar la secuela para para concentrarse en La forma del agua.

Esta cinta está basada en el libro "El Monstruo de la Laguna Negra" y narra una historia de amor, cercana a los cuentos de hadas, en la que Elisa, interpretada por Sally Hawkins, es una mujer acomplejada por su aspecto físico que inesperadamente encuentra el amor en una bestia con características de anfibio humanoide, a quien da vida el actor Doug Jones. Por eso Guillermo del Toro es uno de los grandes cineastas trabajando hoy en el mundo.