Piedad Córdoba se ofreció como mediadora entre Gobierno y ELN

Ajustar Comentario Impresión

Advierte de que "estos deplorables atentados dificultan los trabajos realizados por la mesa de negociación en Quito, que habían permitido hasta el momento mejorar las condiciones de seguridad y bienestar de las zonas más afectadas por el conflicto".

.

El jefe negociador de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, lamentó el miércoles la decisión del Gobierno de Colombia de suspender el cese el fuego, pero amenazó con dejar por completo los diálogos, si Bogotá no da 'una respuesta pronta'.

Tras la conclusión, el pasado martes, del alto el fuego y los posteriores ataques del grupo rebelde en los que falleció un soldado gubernalmental, el presidente Juan Manuel Santos decidió retirar de la mesa de diálogo a su principal negociador, Gustavo Bell. "Así se lo hicimos saber desde hace varias semanas y lo reiteramos en los últimos días, para responder afirmativamente ante la solicitud de la conferencia episcopal, las Naciones Unidas, los países amigos y centenares de organizaciones de la sociedad civil", afirmó.

Antonio Guterres se reunirá con el presidente, líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y representantes de la Iglesia para dar seguimiento al proceso de paz.

La estatal Ecopetrol señaló que en total hubo cuatro ataques contra la infraestructura petrolera en los departamentos de Boyacá, Casanare y Arauca. Durante el segundo ataque, también fueron heridos dos miembros de la Armada con una granada, según dijo el gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado.

La tregua estuvo vigente entre el 1 de octubre y el 9 de enero, y aunque las partes se acusaron mutuamente de incumplimientos, no hubo enfrentamientos.

Por su parte la delegación de la guerrilla en Quito pidió no se alterara la instancia de negociación y expresó su disposición de pactar un nuevo cese el fuego que supere las dificultades del anterior.

"Inexplicablemente el ELN no solo se negó, sino que reanudó sus ataques terroristas esta madrugada, justo el día en que se debía iniciar el nuevo ciclo de negociaciones", apuntó el mandatario colombiano.

Los diálogos de paz entre las partes se llevan a cabo desde febrero de 2016 en Quito y cuentan con el acompañamiento de Venezuela, Cuba, Brasil, Chile y Noruega como países garantes del proceso.