Más de 600 personas son detenidas en Túnez por disturbios

Ajustar Comentario Impresión

Convocatoria Para el domingo está convocada una gran manifestación. Desde entonces, el gobierno elevó impuestos en diversos sectores y emprendió una política de despidos y jubilaciones anticipadas en la función pública.

Estos incidentes se producen en un contexto de reivindicaciones sociales en Túnez contra las medidas de austeridad previstas por el gobierno, en especial el alza del IVA, que entró en vigor el 1 de enero en el marco de un presupuesto recortado.

El primer ministro de Túnez, Youssef Chahed, llamó esta semana a la calma tras la muerte de un manifestante y el aumento de la tensión, pero el principal partido opositor advirtió que las protestas seguirán hasta que sea retirado el "injusto" presupuesto de 2018.

Siete años después de la llamada "revolución del Jazmín", Túnez está sumergido en una grave crisis económica y social que puso en peligro la continuidad de la única transición política exitosa de las cuestionadas Primaveras Árabe.

3-Además del aumento de los impuestos y los cambios en el sistema comercial, el FMI ha exigido al gobierno aligerar el gasto y reformar la Administración Pública, lo que llevará esta año a la perdida de cerca de un millón de puestos de trabajo.

En Teburba, donde un hombre murió en circunstancias no aclaradas durante el inicio de los disturbios la noche del lunes, la policía lanzó gases lacrimógenos contra decenas de manifestantes, indicó un habitantes.

A raíz de las protestas del lunes en Tebourba, se convocó para el martes 9 a una manifestación en la emblemática avenida Habib Bourguiba, epicentro de aquella revuelta que sorprendió al mundo y que desató la denominada Primavera Árabe en la región.

El portavoz del ministerio del Interior, Jalifa Shibani, informó que 328 personas fueron detenidas por robos, saqueos, incendios provocados o bloqueos de carreteras el miércoles, y aseguró que la "intensidad de los disturbios ha disminuido respecto a los días precedentes".

"Las exigencias de los manifestantes están justificadas, aunque varias fuerzas políticas tratan de usar el revuelo popular para luchar contra sus rivales, apuntó el analista".

Enfrentamientos similares se sucedieron también en ciudades del sur del país, como Gafsa, capital minera; Kasserine, fronteriza con Argelia y feudo de terroristas; y Sidi Bou Sid, origen de la revolución que en 2011 acabó con la dictadura de Zine el-Abidine Ben Ali.

El frente Popular por su parte responsabiliza al gobierno de los actos de violencia.