La desnuclearización de Corea del Norte es "irrenunciable", según Moon

Ajustar Comentario Impresión

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su país está abierto al diálogo con Corea del Norte siempre y cuando una eventual conversación se de en el "tiempo apropiado y bajo las correctas circunstancias".

"El presidente Trump expresó su disposición a sostener conversaciones entre EE.UU. y Corea del Norte en el momento apropiado, bajo las circunstancias adecuadas", afirmó la Casa Blanca en un comunicado. "Ciertamente tenemos problemas con Corea del Norte, pero en este momento están teniendo lugar muchas buenas conversaciones".

La oficina del presidente Moon informó primero sobre la conversación con Trump, que se produjo un día después de que Corea del Norte y Corea del Sur mantuvieran sus primeras conversaciones en más de dos años. El diario del partido gobernante, en su edición del martes, calificó a Trump de "lunático" y dijo que Estados Unidos debe aceptar que el Norte es una potencia nuclear.

Pence "asistirá para reforzar la fuerte presencia de Estados Unidos en la península coreana y enviar un mensaje claro el régimen norcoreano", dijo un funcionario de la Casa Blanca bajo condición de anonimato. "Ese es nuestro dilema actual, y eso requiere un enfoque prudente", dijo Moon.

Trump también dijo a Moon que el vicepresidente Mike Pence y su esposa Karen Pence encabezarán la delegación estadounidense a los Juegos Olímpicos, previstos para el nueve a 25 de febrero en Pyeongchang.

El martes, las dos Coreas mantuvieron su primer diálogo oficial en más de dos años.

Trump, en particular, manifestó que Washington estaría dispuesto a dialogar con Pyongyang en el momento más oportuno y de darse las condiciones apropiadas.

El discurso, que fue difundido por la agencia surcoreana de noticias Yonhap, coincide con el inicio del diálogo y con la reconexión de las comunicaciones militares entre ambos países, cuyos mandatarios llevan más de una década sin concretar reuniones.

La decisión de acercar posiciones entre Seúl y Pyongyang llegó después de que el líder norcoreano expresara en Año Nuevo su deseo de mejorar lazos con el Sur y de que Seúl y Washington acordaran retrasar sus maniobras militares anuales hasta después de los Juegos de Invierno.

Trump, en su conferencia de prensa, habló del valor de la cooperación multilateral para presionar a Corea del Norte hacia la desnuclearización.

Este martes, representantes de las dos Coreas celebraron una reunión en su militarizada frontera en la que acordaron garantizar "la seguridad y el éxito" de los Juegos Olímpicos de Invierno de Corea del Sur.

El Norte y el Sur siguen técnicamente en guerra, ya que el conflicto fratricida de 1950-1953 no terminó con un acuerdo de paz, sino con un armisticio.