Imágenes del operativo de la Ciudad contra la venta ilegal en Liniers

Ajustar Comentario Impresión

Comenzó cerca de las 4 en el perímetro determinado entre avenida Rivadavia, Carhué, Ventura Bosch y la colectora de la avenida General Paz, lo que comprende 38 cuadras.

El Gobierno porteño informó que la Fiscalía de la Ciudad y la Policía de la Ciudad realizaban "un operativo de dimensiones sin precedente" en el barrio de Liniers, con el objetivo de desalojar de la vía pública.

Personal del Espacio Publico desmontaron las estructuras.

La Justicia tiene relevado 475 puestos, 239 de ellos comida y 236 de diversos rubros. "Estos locales, tenían contratos apócrifos de la empresa estatal Playas Ferroviarias de Buenos Aires que usurpaba el espacio público, cercano a la estación de tren de Liniers", concluye. Entre las comunidades predominantes se cuentan la senegalesa (44%), la boliviana (39%), la peruana (9%), la argentino (5%) y la paraguaya (1%), y; rubros con mayor puestos de venta son bijouterie (47%), frutas y verduras (38%), comida elaborada (13%) e indumentaria (2%).

Se vivieron momentos de tensión cuando los manteros llegaron.

"Queremos trabajar, queremos trabajar", cantaban los puesteros pasadas las 10:00 de la mañana en la Avenida Rivadavia y Montiel, con carteles que rezaban: "Somos familias, no somos una mafia, estamos trabajando".

La presencia policial se reforzó por posibles disturbios.

Lo ordenó la Fiscalía de la Ciudad.

Es importante recordar que desde el año pasado, la fiscal Celsa Ramírez, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°21 se encuentra investigando la venta ilegal en el barrio de Liniers.

Hasta ahora se desmontaron 450 puestos, se secuestró mercadería ilegal.

En diciembre pasado, Ramírez realizó un acuerdo que permitió recuperar 800 metros de veredas que se encontraban usurpadas por locales que comercializaban mercadería de dudosa procedencia.