General Motors quiere probar un auto autónomo sin volante ni pedales

Ajustar Comentario Impresión

Hay que hacer un gran ejercicio de confianza en la tecnología para subirse a un automóvil sin volante y sin pedales, confiándole nuestra integridad física a una máquina sobre la cual no solo no tenemos ningún control, eso ya lo hacemos al tomar un taxi o un Uber, sino sobre la que ningún ser humano tiene control alguno.

La producción de la cuarta generación del Chevy Bolt será producida en la factoría de Orion, en el estado de Michigan, donde también se fabrican el auto de combustión interna Chevrolet Sonic y el eléctrico Opel Ampera-e.

El fabricante de automóviles General Motors ha presentado este viernes un modelo de coche sin volante ni pedales: no lo necesita porque se conduce solo.

Una foto muestra el Cruise AV de la compañía, un Chevrolet Bolt ampliamente modificado, sin controles manuales para un conductor.

Si nunca conociste las tres primeras generaciones del Cruise AV es porque se trataron de vehículos de pruebas que circularon en un área restringida del centro de la ciudad de San Francisco. Con este anuncio la automotriz GMC se colocaría al filo de la vanguardia de coches autónomos, pues sólo Ford se ha aventurado a hacer una propuesta semejante, con la salvedad que sus planes se concretarían en el año 2021. La flota de 50 vehículos fue probada por Cruise Automation, una compañía desarrolladora de sistemas de manejo autónomo adquirida por GM a principios de 2016.