Examen médico de Trump no incluirá revisión psiquiátrica, dice la Casa Blanca

Ajustar Comentario Impresión

Sin embargo, la evaluación debería ser integral, según médicos y expertos en salud pública, que dicen que el mandatario Trump debe ser revisado de la misma manera que otros estadounidenses de edad avanzada, particularmente dado su trabajo y su control del arsenal nuclear de los EEUU.

Además, la Casa Blanca ha tenido que responder a las preguntas de la prensa por mensajes contradictorios del presidente estadounidense en algunos temas políticos clave y en diciembre el mandatario tuvo problemas de dicción al final de un discurso, lo que llevó a algunos a especular sobre su salud.

La Casa Blanca ha dicho que le corresponde determinar qué datos difundirá del examen médico, que tendrá lugar en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed cerca de Bethesda, en el estado de Maryland.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer a un grupo de seguidores de eran "muy afortunados” por haber tenido el "privilegio” de votar por él".

"Más vale que vaya bien, o si no la bolsa no estará contenta", bromeó el presidente en declaraciones a periodistas.

Un portavoz de la Casa Blanca ha dicho esta semana que la revisión médica que pasará Trump no incluirá un examen psiquiátrico.

Algunos de los comentarios fueron publicados en un nuevo libro sobre el primer año de Trump como presidente de Estados Unidos, "Fire and Fury: Inside the Trump White House", por Michael Wolff, que la secretaria de prensa de la residencia presidencial calificó como "una completa fantasía" por indicar que su jefe de 71 años es indisciplinado. Anteriores revisiones médicas han incluido datos básicos como el peso, la presión sanguínea y los niveles de colesterol.

Por ejemplo, el presidente John Fitzgerald Kennedy desveló datos sobre sus heridas de guerra pero no informó de que sufría la enfermedad de Addison, que es una dolencia crónica y degenerativa.

A pesar de sus hábitos alimenticios, durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2016, el médico de Trump en Nueva York, Harold Bornstein, aseguró que si su paciente ganaba los comicios sería "el individuo más sano jamás elegido para la Presidencia".

El director del Centro de Derecho Sanitario, Ética y Derechos Humanos de la Escuela de Sanidad Pública de la Universidad de Boston, George Annas, ha pronosticado que el informe que dará a conocer será conciso y beneficiará a Trump.