"Espero que el nuevo Gobierno de Cataluña sea capaz de negociar" — Rajoy

Ajustar Comentario Impresión

Sin embargo, el parlamento regional exige que el candidato a presidente defienda su proyecto en el hemiciclo con lo que Puigdemont debería volver a España, donde el Tribunal Supremo lo reclama por delitos de sedición y rebelión. Además, pidió que Madrid empiece a "negociar políticamente" con su gobierno.

"Es absurdo pretenderse presidente de una comunidad viviendo en el extranjero, y mucho más absurdo todavía es pretender ejercer como presidente de una comunidad estando en el extranjero", dijo Rajoy en una rueda de prensa una semana después de las elecciones que renovaron la mayoría absoluta independentista en Cataluña.

Una eventual investidura de Puigdemont a distancia requeriría modificar el reglamento de la cámara catalana, y la posibilidad de gobernar desde el extranjero ha sido criticada por sus detractores e incluso por voces dentro del separatismo.

Más de 3.100 empresas radicadas en Cataluña se instalaron en otras regiones españolas desde finales de septiembre.Según Rajoy, las medidas aplicadas el 27 de octubre demuestran la "calidad de la democracia" y la independencia de los poderes del Estado.

Las elecciones del 21 de diciembre fueron convocadas por el propio Rajoy al intervenir la autonomía de Cataluña a fines de octubre con el objetivo de frenar el desafío independentista de la región que abrió una crisis institucional sin precedentes en España.

El presidente depuesto por el gobierno de España, luego de la declaración unilateral de la independencia catalana, no dio pistas sobre las negociaciones para la conformación de un gobierno de coalición de perfil nacionalista en Cataluña tras las elecciones regionales.

El 17 de enero el Parlamento autonómico reabrirá sus puertas y elegirá a los siete integrantes de su Mesa, el órgano rector, entre ellos al presidente o presidenta.

Puigdemont destacó que en los comicios se registró una participación récord de casi el 82 % y tildó de "vergüenza" para un país de la UE que el ex vicepresidente Oriol Junqueras y otros líderes secesionistas continúen en prisión "por sus ideas políticas". También censura que el PP culpe a Albert Rivera de su fracaso electoral y considera que el gobierno de Rajoy requiere de "un mejor equipaje estratégico y político" para Cataluña. Ese movimiento parece trabajar con la estrategia de dejar que el bloque independentistas intente salir de su incómoda situación y determine si efectivamente puede formar gobierno.