Corea del Norte pide "acciones prácticas" para profundizar el diálogo con Surcorea

Ajustar Comentario Impresión

"Todos los procesos pasados en las relaciones Norte-Sur muestran que los esfuerzos para mejorar lazos bilaterales pueden dar frutos solo cuando ambos lados trabajan juntos con base en la cooperación entre el pueblo coreano", señala el artículo publicado por la agencia KCNA.

La República Popular Democrática de Corea inició hace una semana un acercamiento con Corea del Sur, que conllevó al reinicio este martes de las conversaciones intercoreanas en la aldea fronteriza de Panmunjom.

Las dos Coreas ya acordaron la composición de sus respectivas delegaciones para la primera reunión de alto nivel entre los dos países en más de dos años.

La delegación norcoreana asignada para el encuentro estará compuesta por cinco miembros y encabezada por Ri Son-gwon, que dirige en su país el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, informó el Ministerio surcoreano de Unificación.

Por el momento, se desconoce qué acogida tuvo esa iniciativa en la delegación norcoreana.

También se espera que se debata la alternativa de que ambos países desfilen bajo una bandera unificada en las ceremonias de apertura y clausura como ya se ha hecho en otros Juegos.

"Creo que dimos un primer paso importante hacia el desarrollo de las relaciones Sur-Norte", dijo el jefe de la delegación surcoreana Cho Myoung-gyon luego de las conversaciones.

Como contraparte, es previsible que los emisarios del líder norcoreano Kim Jong-un reiteren en nuevas reuniones su llamamiento para que Corea del Sur detenga sus maniobras militares conjuntas con EE UU, que Pyongyang considera el prólogo de una invasión. Es la primera vez que Seúl envía a una reunión de alto nivel a un ministro de Unificación acompañado de adjuntos, lo que subraya el interés por sacar el máximo partido de este crucial encuentro para así atenuar el ambiente, tras un 2017 muy tenso en la península.

Esta cita está precedida de las tensiones globales ante las polémicas escenificada por el líder norcoreano Kim Jong-un y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha insistido en que Corea del Norte debe detener su programa de armas nucleares. "No hay problema con eso, para nada", indicó el magnate en una rueda de prensa desde el retiro presidencial de Camp David, en Maryland.

Las dos Corea volverán al diálogo con el objetivo de acercar posturas para bajar la tensión en la región.