Barcelona fulmina a un irreconocible Celta en la Copa

Ajustar Comentario Impresión

Después de un cuarto de hora, el local ya estaba 2-0 y con un doblete de Messi.

Si podemos, que ya es mucho suponer, obviar la hora descomunal con la que Messi castigó al Celta siendo absolutamente indefendible, el Barcelona de Valverde ofreció una imagen impresionante. Con el partido definido, el DT Ernesto Valverde decidió reemplazar al crack argentino por el francés Ousmane Dembélé a los 14 minutos del segundo tiempo. Lo extraño es que esas exhibiciones apenas las vean en directo 60.000 espectadores.

"Es un lujo tener a Leo en el equipo, es el mejor en la historia". A Messi, mejor dicho.

El Camp Nou será escenario de este duelo que tiene como antecedente más cercano el 1-1 que sacaron los gallegos con los catalanes en Vigo. Pero no, en esa jugada el base asiste y el pivot la machaca por encima del aro.

Apenas dos minutos después, Messi, auténtica pesadilla de la defensa celtiña, pasó sobre Alba, que le devolvió el esférico para que Messi volviera a sorprender al portero para el 2-0, para sumar su gol 46 en el torneo copero. Luis Suárez, ex compañero del internacional por la Canarinha en Anfield, e Ivan Rakitic completaron la faena.

Y por detrás de todos, una serie de jugadores que siguen creciendo. Aún así, con un 4-3-3 más típico tras el 4-4-2 de inicio con André Gomes por la derecha -cuajó otro buen partido- y las bandas para Dembélé y Arnaiz el Barça volvió a animarse, dando pie al 5-0 final con el que irán a los cuartos.

De la mano de Messi, en fin, el Barça superó una duna que parecía complicada y descarriló a un Celta al que le pesó la sucesión de partidos.

El Barça ya tenía media clasificación asegurada a la siguiente ronda.