Argentina es el segundo país con más inflación de América Latina

Ajustar Comentario Impresión

El número es apenas mayor al IPC Congreso, que situó a la inflación de 2017 en 24,6%.

Por su parte, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en la ciudad de Buenos Aires y alrededores registró en diciembre un alza de 3,4%.

Los bienes subieron 1,2% en diciembre, mientras que los servicios registraron un incremento del 6,5%.

El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea, el opositor José Guerra, indicó que la inflación del país caribeño está desbocada por "la impresión de dinero del Banco Central para financiar el déficit del Gobierno" de Nicolás Maduro.

Sobre el arrastre de la suba de precios de 2017 para este año, reconoció que "debe haber alguno, pero muy bajo".

Semejante impulso al fin de un año electoral se explicó por la postergación de las autorizaciones de incrementos de los precios regulados, para no afectar el humor de las familias en plena campaña.

La publicación agrega que el IPC de los bienes y servicios transables, aquellos que pueden exportarse e importarse libres de restricciones acumuló una variación de 5.50% en el año 2017. En el país que preside Michel Temer la inflación fue de 2,95% el año pasado.

El índice de precios al consumidor registró una variación mensual de 0,76%, acumulando de enero a noviembre una inflación de 3,20%. En efecto, el IPC de la región Ozama, que comprende el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, varió 0.99%, de la región Norte 0.98%, de la región Este 0.92% y de la región Sur 0.98%.

Después del GBA, que tuvo el aumento en alimentos más alto, se ubicaron la región Cuyo con un 21,4%, el Noroeste con un 20,6%, el Noreste con 20,5%, la Pampeana con un 19,1% y la Patagonia, con el registro más bajo del 16,9%. Cierran, en tanto, El Salvador (2%) y Perú (1,36%).

El análisis de los índices de precios en términos anualizados arroja que los quintiles de menores gastos (1, 2 y 3) experimentaron tasas de inflación ligeramente mayores que el resto de los quintiles (4 y 5), como resultado del crecimiento de los precios de los bienes alimenticios durante el año.