Ambas Coreas continúan en conversaciones para aliviar tensiones políticas

Ajustar Comentario Impresión

Antes del inicio de la reunión los líderes de ambas delegaciones, cada una compuesta por cinco miembros, han pronunciado sus respectivos discursos inaugurales, según detalló una portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano.

Chang Ung, citado por la agencia de prensa japonesa Kyodo, declaró que su país probablemente participará en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se disputarán del 9 al 25 de febrero.

Norcorea enviará atletas, artistas, observadores, un equipo de demostración de taekwondo y periodistas. También se tratará la composición de la delegación norcoreana y su hospedaje, que se espera lo pague Seúl.

"El presidente Trump expresó su disposición a mantener conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte en el momento oportuno, bajo las circunstancias apropiadas", dijo la Casa Blanca.

Las relaciones intercoreanas están "más heladas incluso que el tiempo de estos días" dijo Ri Son-gwon en su alocución inicial, "sin embargo, pese al frío, el deseo del pueblo de mejorar relaciones permanece intacto", añadió.

Los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang (no debe confundirse con Pyongyang, capital de Norcorea) fueron bautizada como las "olimpiadas de la paz", pero para que el eslogan tenga sentido es importante la participación de la delegación norcoreana.

El principal objetivo es evitar una nueva guerra y lograr la desnuclearización de la península, afirmó el presidente surcoreano en Seúl. El líder norcoreano de ninguna manera está dispuesto a abandonar su programa nuclear, que para Pyongyang supone una garantía de supervivencia.

El mandatario hizo estas declaraciones tras conversar por teléfono con su homólogo surcoreano Moon Jae In, quien le reportó los resultados de las conversaciones directas el martes entre Corea del Norte y Corea del Sur.

"El COI también decidirá el formato de participación, incluidas cuestiones relacionadas con el protocolo oficial (bandera, himno, ceremonias, uniforme, etc.)", subraya el comunicado.

Pyongyang decidió dejar de utilizar esta y el resto de líneas de comunicación Norte- Sur en febrero de 2016 en protesta por la clausura de un polígono industrial intercoreano aprobado por Séul, y su reactivación reduce la posibilidad de que se produzcan errores de cálculo militar en la tensa frontera entre los dos países.