Alerta en Nariño por los homicidios

Ajustar Comentario Impresión

La Defensoría del Pueblo mostró su preocupación ante la ola de inseguridad y de actos violentos registrados en los últimos días en Tumaco, Nariño.

La Defensoría del Pueblo emitió las Alertas Tempranas 003 y 004 del 4 y 7 de enero de 2018, debido al incremento de las acciones violentas en Tumaco y en municipios ubicados en la cuenca del río Patía, especialmente Policarpa, Cumbitara, Barbacoas, Roberto Payán y Magüí Payán. La Defensoría del Pueblo tiene constancia de 14 homicidios en Tumaco entre el 29 de diciembre y el 3 de enero -"la mayoría de personas jóvenes"-, de dos menores asesinados en el barrio Bello Horizonte de Barbacoas, de los cuatro asesinatos en la vereda Santa Rosa en el municipio de Policarpa en medio de choques entre el ELN y grupos paramilitares y de tres personas que fueron desaparecidas en ese contexto. Y ese mismo día, en la vereda Piscuandé de Roberto Payán, fueron encontrados tres cuerpos en alto grado de descomposición, con un letrero que decía "feliz navidad y próspero año nuevo".

El "escenario de confrontación entre grupos armados ilegales" puede desembocar en amenazas contra líderes sociales, reclutamiento de niños y adolescentes, extorsiones, desplazamientos forzados y siembra de minas, señaló el comunicado.

Luego del trabajo en terreno de la Defensoría del Pueblo se encontraron factores de riesgo debido a la ocupación de los espacios abandonados por las Farc en Tumaco y en la cuenca del río Patía, por las disidencias de las Farc que se autodenominan 'Guerrillas Campesinas', 'Resistencia Campesina', 'Guerrillas Unidas del Pacífico', 'Los del Vaca' y 'Los de Sábalo'.

Estas alertas fueron informadas por la Comisión Intersectorial para la Respuesta Rápida a las Alertas Tempranas (CIPRAT), que son emitidas debido al grave escenario de riesgo de vulneraciones de los derechos fundamentales para la población civil, por lo que el órgano de control considera que se debe fortalecer la presencia militar y policial en Tumaco y la costa Pacífica nariñense, para brindarle mayor seguridad a los habitantes y poder investigar los hechos violentos ocurridos en este territorio.

Por esta razón, la Defensoría alabó el aumento de las tropas en la zona pero indicó que la solución de esta grave problemática humanitaria y social de esa región requiere una respuesta integral del Estado.