Mujer muere tras ser devorada desde dentro por una bacteria

Ajustar Comentario Impresión

Jeanette LeBlanc estaba molestando a sus amigos y familiares en la costa de Luisiana en septiembre cuando contrajo la infección, informó KLFY.

Inicialmente los allegados de LeBlanc pensaron que sólo se trataba de una reacción alérgica, pero su condición empeoró. Las dos mujeres comieron unas dos docenas de ostras crudas antes de que LeBlanc enfermara, dijo Bowers.

"Una especie de reacción alérgica, así es como lo llamaría".

Los médicos le dijeron que tenía vibrio, la bacteria conocida como come carne, que causa heridas severas y es potencialmente mortal.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades declararon que comer ostras crudas "puede aumentar las probabilidades de que te enfermes con vibriosis".

Regularmente esta enfermedad se agrava en personas con sistemas inmunes débiles; además, si deseas prevenir su contagio es importante que también evites el contacto de agua salobre; mezcla de agua dulce y agua de mar (ríos que desembocan en el océano).

"No puedo ni imaginarme pasando por eso durante 21 días".

Todo esto fue relatado para medios locales por su esposo, Vicki Bergquist, y su amiga, Karen Bowers, quienes narraron lo sucedido. "Si hubiéramos sabido que el riesgo era tan alto, creo que habría dejado de comer ostras", reconoce. Los síntomas más habituales son diarrea, náusea, fiebre y escalofríos. En primer lugar, infecciones en las heridas, que pueden comenzar como enrojecimiento e hinchazón en el sitio de la lastimadura, y pueden propagarse y afectar a gran parte del cuerpo.