México crecerá menos en 2018, advierte el Banco Mundial

Ajustar Comentario Impresión

El Banco Mundial (BM) prevé para 2018 un crecimiento de 2% en América Latina y el Caribe, que en el año 2019 podría llegar a 2,6%.

El Banco Mundial pronosticó además que los mercados emergentes y países en desarrollo sufrirían una caída en sus economías de 0.% en ese mismo período.

El BM, que pronosticaba una ligera desaceleración en el crecimiento de China en 2017, finalmente calculó que se ha acelerado 0,1 punto porcentual a 6,8% y espera una leve desaceleración este año, a 6,4%.

Dentro del informe regional se destaca que se espera que la economía venezolana se contraiga en 11,9% en 2017, y se proyecta un decrecimiento de su PIB del 4,2% en 2018.

La región de Asia y el Pacífico registrará un crecimiento promedio de 6.2%, seguida por Europa y Asia Central (2.9%), Medio Oriente y África del Norte (3.0), el Sureste Asiático (6.9) y África Subsahariana (3.2).

Banco Mundial recorta previsión de crecimiento para México en 2018

La expectativa para nuestro vecino, Estados Unidos es más favorable.

Para este 2018, el crecimiento de la economía mundial llegará al 3.1 por ciento, luego que 2017 alcanzó mejores resultados de lo previsto, y para este año se ve un escenario general de recuperación de la inversión, producción manufacturera, comercio y alza en precios de las materias primas.

Kose propuso que China siga tomando medidas para eliminar el exceso de capacidad industrial y para controlar los riesgos del sistema financiero.

El Banco Mundial expuso que "la intensificación de las restricciones comerciales y el aumento de las tensiones geopolíticas podrían socavar la confianza y frenar la actividad económica".

En el informe, el banco también advirtió del lento potencial de crecimiento en el largo plazo observado en economías que representan más del 65 por ciento del producto interno bruto mundial. "Si los responsables políticos se enfocan en estas inversiones clave, podrán incrementar la productividad de sus países, impulsar la participación de la fuerza laboral y avanzar hacia los objetivos de erradicar la pobreza extrema y fomentar la prosperidad compartida", dijo Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.