Cláusula gatillo en Comercio: sueldos suben otro 6% en tres cuotas

Ajustar Comentario Impresión

El 6 por ciento adicional se pagará en tres tramos de dos puntos en enero, febrero y marzo, con lo cual la paritaria 2017 del sindicato de mayor cantidad de afiliados de todo el país terminará siendo del 26 por ciento. Desde el sindicato que dirige Armando Cavalieri rechazaron discutir una paritaria en abril al 15% que pretende el Gobierno.

Sindicalistas y empresarios de comercio rubricaron el acuerdo paritario de aplicación de "la cláusula gatillo" sobre los haberes originalmente convenidos. "Esa mejora salarial con cláusula gatillo se firmó entre el gremio y Tarrío, nuevo titular de la CAME, y no con su ex presidente Cornide", aseguró esta tarde Cavalieri a Télam para desmentir apreciaciones en contrario de la cámara, que aseguró que "no se definió aún el ajuste previsto".

El acuerdo paritario de Comercio se firmó en marzo del año pasado y debe regir hasta el 31 de marzo próximo.

La suba que beneficiará los salarios de 1,2 millones de empleados mercantiles aumentarán 6% en tres cuotas: un 2% que se abonarán en enero, febrero y marzo, logrando que la paritaria 2017 pase del 20% al 26% y superara la inflación del año que hoy se estima fue del 24 por ciento.

El gremio que conduce Sergio Palazzo ya se encuentra inmerso en negociaciones para la paritaria 2018, que no arrancaron precisamente en forma cordial, a partir de que la parte patronal ofreció un aumento del 9% en cuotas para 2018, lo que despertó la inmediata reacción del sindicato, que exige como mínimo 20%. El mismo contempló un 10% de aumento de abril a y el diez un 10 por ciento desde los meses siguientes, lo que dio un 20 por ciento para todo el año. "Sin cláusula gatillo es muy difícil que cerremos en ese porcentaje", señaló el mercantil. Pero se había evaluado la posibilidad de que se aplicara una suma fija fuera de convenio.

Estas negociaciones se enmarcan en la decisión de los gremios de sentarse a la nueva ronda de paritarias con un piso de reclamo del 20% y con cláusula gatillo, ante la aceleración del nivel de precios durante diciembre sumada a la revisión al alza de la meta inflacionaria.