Retornan a sus hogares desplazados de Chalchihuitán

Ajustar Comentario Impresión

Un total de 1.165 nativos de los que permanecen en las montañas del estado mexicano de Chiapas por temor a la violencia, la mayoría de desplazados, iniciaron el proceso de regreso a casa luego de residir por tres meses a la intemperie.

En tanto, su vida no será fácil motivado a que las condiciones son extremadamente difíciles.

El vicario de la Diócesis de San Cristóbal denunció que estos grupos armados están asentados en Chenalhó, municipio que disputa con Chalchihuitán una extensa franja de tierra.

"Responsabilizamos al gobierno del estado de cualquier incidente y hecho lamentable que atente contra la integridad física de los habitantes ya que prevalecen aún los disparos en la zona", alertó un comunicado del gobierno municipal de Chalchihuitán.

El conflicto entre ambos municipios tiene varios años, cuando en Chalchihuitán obtuvo en 1981 el reconocimiento como beneficiario de 252 hectáreas de terreno agrícola que pertenecían a Chenalhó, error que un tribunal agrario federal pidió resarcir en un fallo dado a conocer el 13 de noviembre pasado.

Ante el retorno de las familias desplazadas a sus hogares, la Secretaría de Salud de Chiapas mantiene el operativo de atención médica a pobladores de los municipios de Chalchihuitán y Chenalhó, mediantes 18 Caravanas y 18 Brigadas Médicas, que brindan atención sanitaria a quienes lo necesiten.

Es por ello, que es necesario que las autoridades lleven a cabo el desarme de los presuntos grupos armados de Chenalhó para evitar una tragedia.

"La ayuda del gobierno es real, pero nunca es suficiente, la sobrevivencia de los desplazados ha sido con la colaboración de las iglesias, de la sociedad civil y también con lo que ha mandado el gobierno.Hay que seguir con la solidaridad haciendo llegar el apoyo humanitario", señaló.