A los mexicanos les preocupa más la corrupción que el desempleo

Ajustar Comentario Impresión

En el marco del Día Internacional en Contra de la Corrupción, a celebrarse el 9 de diciembre, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) dio a conocer los últimos resultados a nivel nacional en base a tres encuestas aplicadas.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas de 2016, uno de las procedimientos con mayores actos de corrupción son las inspecciones que hacen las autoridades a los negocios.

La entidad con mayor cantidad de eventos de corrupción fue el Estado de México, con 62 mil 160 por cada 100 mil habitantes mayores de edad que tuvieron contacto con algún servidor público, seguido por Sinaloa con 58 mil 232.

En ese año, a nivel nacional se llevaron a cabo 30 mil actos de corrupción por cada 100 mil habitantes de 18 años y más, lo que indica que a nivel nacional cada víctima de corrupción experimentó alrededor de 2.4 actos de corrupción.

No tan lejano a las cifras anteriores, Coahuila registró más de 10 mil víctimas de corrupción por cada cien mil habitantes, al mismo tiempo que registró 20 mil actos de corrupción.

Quintana Roo, Tlaxcala, Morelos, Estado de México, Puebla, Nayarit y Ciudad de México fueron los estados que presentaron las mayores prevalencias de eventos de corrupción en la interacción de las empresas con el gobierno, con tasas de más de 1 500 establecimientos por cada 10 mil.

En cuanto a la percepción de las empresas respecto a la corrupción, el instituto dijo que, con datos al 2016, a nivel nacional el 82.2 % de las unidades económicas consideran que la corrupción ocurre con frecuencia o mucha frecuencia entre los empleados de gobierno o servidores públicos. En una situación contraria se encontró Querétaro, Nuevo León, Durango, Tamaulipas e Hidalgo con menos de 700 establecimientos víctimas de sobornos por cada 10 mil.

Las inspecciones laborales llevadas a cabo por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tuvieron la mayor prevalencia de corrupción, con 13.9 por ciento del total de inspecciones realizadas por esa institución federal.

De acuerdo con la forma en que se realizan las diligencias, 9.7 por ciento de los trámites realizados directamente en las oficinas gubernamentales implicaron algún acto de corrupción; mientras que en las oficinas temporales o móviles la frecuencia de corrupción fue de 3 de cada 100 trámites.

La corrupción cuesta en promediodos mil 799 pesos por adulto víctima de corrupción en 2015, mientras que el costo promedio por empresa víctima de corrupción fue de 12 mil 243 pesos en 2016.

El otro dato es el del plan o programa anticorrupción disponible en las entidades para combatir la corrupción; en Quintana Roo no existe dicho plan aunque se han dado los primeros pasos para crear el Sistema Estatal Anticorrupción, el cual ha sido muy cuestionado por la opacidad y la poca participación de la ciudadanía en el proceso de su creación.