Julia Carabias recibe la Medalla Belisario Domínguez en el Senado

Ajustar Comentario Impresión

En sesión solemne celebrada en la Vieja Casona de Xicontecalt y ante el presidente Enrique Peña Nieto, el titular de la Mesa Directiva del Senado, Ernesto Cordero Arroyo, entregó dicha presea y el diploma correspondiente.

Tras apenas un instante de retraso y ante el desconcierto de saber cual fue el reclamo de este año, los senadores volvieron al silencio que rompió el senador Juan Gerardo Flores al dar lectura al célebre discurso pronunciado en 1913 por Belisario Domínguez, senador chiapaneco que perdió la vida a consecuencia de sus palabras contra Victoriano Huerta, y cuya memoria se honra con la entrega de la presea.

A 104 años de distancia, las palabras de Belisario parecían describir tiempos presentes: "No solamente no se hizo nada en bien de la pacificación del país, sino que la situación actual de la República es infinitamente peor que antes". Nuestro crédito en agonía; la prensa de la república amordazada o cobardemente vendida al gobierno y ocultando sistemáticamente la verdad.

"Hoy podemos decir que hay una Selva Lacandona antes y después de Julia". Julia ha hecho patria defendiendo el patrimonio de los mexicanos del futuro.

Además, destacó el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto con la protección del medio ambiente en Chiapas, y recordó que el mandatario definió medidas de trascendencia para no construir una presa en el Río Usumacinta, así como no permitir la operación de empresas mineras en esa zona. Carabias Lillo fue condecorada con la medalla Belisario Domínguez "por su distinguida contribución al cuidado del ambiente".

En el evento, al que asistió el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis María Aguilar, dijo que existen alternativas a la crisis ambiental actual, pero se requiere ciencia de calidad, que México tiene, pero se deben generar espacios en la ciencia y la toma de decisiones, así como calibrar las políticas en la materia.

Fundó el Centro Latinoamericano de Capacitación para la Conservación de la Biodiversidad en la región de la Selva Lacandona del estado mexicano de Chiapas.

La Medalla Belisario Domínguez es el más alto reconocimiento que otorga el Estado mexicano a ciudadanos que se distinguen por una aportación excepcional a la Patria.

"Estamos limitando las opciones de las generaciones futuras y estamos alterando las condiciones de vida del resto de seres vivos, y quizás, de la evolución".

Por último, señaló que "los temas ambientales deben de ser una política de Estado".