Rafael Ramírez confirma su renuncia como Embajador de Venezuela ante la ONU

Ajustar Comentario Impresión

"Debo informar que ayer, 4 de diciembre de 2017, he renunciado, a solicitud del Presidente de la República, a mi cargo como Embajador Representante Permanente de Venezuela ante la ONU", escribió este martes Rafael Ramírez en su cuenta de Twitter.

"Tengo a bien dirigirme a usted con el objetivo de notificar mi renuncia al cargo (...) Esta decisión responde a los acuerdos alcanzados en nuestra conversación una vez recibida la instrucción del Ciudadano Presidente de la República de separarme del cargo", señaló en el documento dirigido al canciller Jorge Arreaza.

Según detalló en una carta fue removido por las opiniones infundadas y que pese a ello seguirá leal a sus convicciones.

Ramírez, quien fue el hombre más poderoso de la industria petrolera venezolana durante el gobierno de Hugo Chávez (1999-2013), manifestó en la misiva de cuatro páginas la necesidad de que en el gobierno se inicie una "profunda revisión". "Es la nueva forma de hacer política, con 'p' minúscula que se ha impuesto (...) No voy a permitir que me ofendan".

Dijo haber acompañado hasta sus últimos días al comandante Chávez en todas las batallas de la revolución, por lo que ahora "no concibo otro curso de actuación distinto al que me mantenga al lado de la revolución bolivariana y de los más altos intereses de nuestro pueblo". Desde la semana pasada circulaba el rumor de que había sido destituído, cosa que negó en sus redes.

Quevedo pasó a sustituir a Eulogio del Pino al frente del Ministerio del Petróleo, y a Nelson Martínez en la presidencia de PDVSA. También fue aprehendido Diego Salazar, primo de Ramírez y ex miembro de la tesorería de Pdvsa.