Justicia dicta prisión domiciliaria para líder social Milagro Sala

Ajustar Comentario Impresión

La Corte Suprema de Justicia confirmó hoy por unanimidad la prisión preventiva de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, pero ordenó que se cumpla el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y se le otorgue "con urgencia" el arresto domiciliario.

2- Con el fallo de la Corte Suprema, quedó firme la resolución del Superior Tribunal de Justicia de Jujuy que convalidó la prisión preventiva de Sala, por considerar que existe riesgo de obstaculizar el proceso en el que la líder de la organización Tupac Amaru y diputada electa del Parlasur está imputada por asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión, informó el CIJ, la agencia de noticias del Poder Judicial.

La defensa de Sala había basado su planteo de inmunidad en el artículo 16 de la ley 27.120, sobre la elección de parlamentarios del Mercosur, pero la Corte dictó la inconstitucionalidad de ese punto, al considerar que "había extendido indebidamente las inmunidades reconocidas por la Constitución Nacional para los miembros del Congreso a un supuesto no previsto en ella, cual es el de los legisladores comunitarios".

Sala está detenida desde enero del 2016 y ya había obtenido la prisión domiciliaria en agosto luego de que se tuvieran en cuenta sus inconvenientes de salud.

En su recurso extraordinario federal ante el máximo tribunal, la defensa de Sala argumentó que su detención preventiva era arbitraria, alegando que no había elementos para justificar la existencia de riesgo procesal. En su fallo, la Corte descartó este cuestionamiento.

6- La Corte sostuvo que por parte del Superior Tribunal de Jujuy "se fundó suficientemente la sospecha razonable de que la acusada obstaculizará el proceso intimidando a los testigos o induciéndolos a falsear su declaración".

Sin embargo, la Corte Suprema requirió a las autoridades judiciales a cuya disposición está detenida Sala que, "con urgencia", se cumpla con la decisión dictada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos el pasado 23 de noviembre, que resolvió que debe sustituirse la prisión preventiva por la medida alternativa de arresto domiciliario o por cualquier otra medida menos restrictiva.