Abimael Guzmán fue expulsado de audiencia por caso Tarata

Ajustar Comentario Impresión

La procuradora antidrogas Sonia Medina denunció haber sido blanco de una amenaza de Abimael Guzmán, cabecilla de la organización terrorista Sendero Luminoso. Como se lo dije en su cara a Abimael [Guzmán], no le tengo miedo.

En la audiencia de hoy, el congresista Marco Miyashiro Arashiro, quien acudió como testigo, ratificó que todo atentado terrorista era planificado, ordenado y evaluado por la cúpula de Sendero Luminoso.

Pasado el incidente, el interrogatorio a Miyashiro continuó.

"Cuando Guzmán se retiraba, se paró frente a mí y profirió ese mensaje, me dijo: usted no sabe con quién se ha metido, e hizo un ademán; de repente es mi percepción, no lo sé, la sala verá el video en la próxima audiencia; yo lo sentí así, una amenaza", señaló.

La funcionaria aseguró que el condenado por terrorismo lanzó una amenaza velada en su contra al formar con su mano una pistola y apuntarla, tras ser expulsado de la sala por orden del juez, debido a actos de indisciplina.

Asimismo, que esta organización terrorista recibió financiamiento de bandas del narcotráfico que operaban en el Huallaga.

La sala decidió finalmente expulsar a Guzmán Reinoso y los demás integrantes de la cúpula de Sendero Luminoso.

El 16 de julio de ese año, Sendero colocó un vehículo con 400 kilos de dinamita en la estrecha calle Tarata, en el centro del turístico distrito limeño de Miraflores, que, al explotar, destruyó varios edificios y dejó 25 muertos, 155 heridos y 360 familias damnificadas.