Candidato al Senado de EEUU pende de un hilo por acoso sexual

Ajustar Comentario Impresión

El candidato republicano al Senado de Estados Unidos por Alabama, Roy Moore, enfrenta una nueva acusación de abuso sexual a menores, la quinta, después de que una mujer denunciase hoy que el político la acosó cuando tenía 15 años y trabajaba como camarera.

Resulta que una noche de 1977, Beberly laboraba en un bar frecuentado por Moore, quien se ofreció llevarla a su casa y en el mismo auto abusó de ella, manoseando sus pechos y sacándole los pantalones.

Tras un forcejeo, Moore dejó marchar a la joven y, según su testimonio, le advirtió de que nadie le creería si se atrevía a explicárselo a alguien, ya que él era el fiscal del distrito y ella sólo una "niña".

Moore, un exjuez de 70 años conocido por su polémico uso de la Biblia para interpretar la ley, lidera las encuestas para las elecciones especiales programadas para el próximo 12 de diciembre para llenar un escaño en el Senado por el estado de Alabama, en las que se enfrentará al aspirante demócrata Doug Jones. Sólo años después explicó el incidente a sus más íntimos: su hermana, su madre y su actual esposo, según relató la mujer ante los medios presentes.

Antes del lunes, Moore ya enfrentaba acusaciones reportadas la semana pasada por The Washington Post de que tuvo contactos sexuales con una niña de 14 años hace décadas cuando él tenía treinta y tantos años y de que buscó relaciones con otras tres adolescentes. Dijo que Moore es inocente y "nunca ha tenido ninguna conducta sexual inapropiada con nadie".

Previamente McConnell había dicho que Moore debería hacerse a un lado si las alegaciones se confirmaban.

Para disipar cualquier duda sobre su acusación, Nelson enseñó un anuario de fin de curso, en el que aparece una fotografía suya de adolescente junto a una dedicatoria muy cariñosa de Moore.

Moore está alineado con la llamada "derecha alternativa" radical que propugna el ex estratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon, y ganó las primarias republicanas a otro candidato, Luther Strange, que tenía el respaldo de la cúpula del partido y del presidente estadounidense, Donald Trump.