Propuesta de senadores brinda esperanza a indocumentados con TPS

Ajustar Comentario Impresión

Conocida como la Ley ASPIRE, permitiría que cada persona cubierta por el TPS antes del 1 de enero de 2017, pueda solicitar su residencia permanente si logra demostrar ante un juez que enfrentará dificultades extremas si se le obliga a regresar a su país de origen, reportó el Miami Herald.

"El TPS se creó con apoyo bipartidista para proteger las vidas humanas", declaró la representante demócrata por Nueva York, Yvette Clarke, a medios de prensa locales.

El proyecto de ley también crea una nueva forma de "estado de protección" para los beneficiarios de TPS que han estado en EEUU durante al menos cinco años. "Debemos trabajar de manera bipartidista para hacer lo correcto y proteger a los inmigrantes trabajadores de ser enviados de vuelta a sus países, donde su bienestar físico podría ponerse en duda". La propuesta busca que en lugar de la renovación o revocación de su estatus cada 18 meses, quienes en la actualidad cuentan con su permiso, deben obtener un período renovable de al menos seis años, sin tener que salir del país.

El proyecto enfrenta un camino cuesta arriba ante la falta de apoyo en el congreso.

"No estamos repartiendo tarjetas verdes aquí", dijo la portavoz de Clarke, Christine Bennett.

La mayoría de los 50.000 beneficiarios del TPS de Haití residen en Florida y todos los congresistas que representan al sur de la Florida están a favor de extender el TPS para Haití.