Emisiones de CO2 vuelven a aumentar después de tres años de estabilidad

Ajustar Comentario Impresión

El estudio, publicado por las revistas Nature Climate Change, Environmental Research Letters y Earth System Science Data Discussions, aclara que a pesar de este aumento anual es pronto para hablar del inicio de un nuevo periodo al alza.

Las emisiones mundiales de dióxido de carbono de los combustibles fósiles y la industria llegarán a alrededor de 37.000 millones de toneladas de dióxido de carbono en 2017.

El informe Presupuesto Global de Carbono 2017 fue presentado este lunes en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP23) que se realiza en Bonn, Alemania. "Con las emisiones mundiales de CO2 de todas las actividades humanas estimadas en 41 mil millones de toneladas para 2017, el tiempo se está agotando en nuestra capacidad de mantener el calentamiento muy por debajo de 2°C y mucho menos de 1,5°C".

Las emisiones globales de carbono podrían aumentar en 2 por ciento en 2017, lo que pondría fin a un periodo de tres años de crecimiento prácticamente nulo, de acuerdo con una investigación publicada hoy.

"Necesitamos llegar al punto más elevado en las emisiones globales en los próximos años y llevar las emisiones hacia bajo con rapidez posteriormente para abordar el cambio climático y limitar sus impactos", dijo Le Quere.

Las emisiones de China representan el 28% de las emisiones globales. "El uso de carbón, la principal fuente de combustible en el gigante asiático, puede aumentar en un 3% debido al mayor aumento de la producción industrial y la menor generación de energía hidroeléctrica por menor cantidad de lluvia". "A medida que aumenta el Producto Interior Bruto (PIB), producimos más bienes, que, en su creación, generan más emisiones", apunta Robert Jackson, copresidente del GCP y profesor de Ciencias del Sistema Terrestre en la Universidad de Stanford (EE.UU.). La economía global está mejorando lentamente.

'Producimos más bienes y eso, por naturaleza, acarrea más emisiones, por lo que la clave está en producir y consumir de otra manera', opinó.

A largo plazo, el estudio prevé que la irradiación de CO2 en el planeta se estabilizará con un crecimiento cercano al tres por ciento anual, por encima de la tasa actual.