15 mil científicos alertan del terrible destino de la humanidad

Ajustar Comentario Impresión

El documento, publicado en la revista BioScience, asegura que el bienestar humano se verá severamente afectado por algunos eventos y fenómenos negativos como el cambio climático, la extinción de las especies, la deforestación, la falta de acceso al agua dulce, y el aumento de la población humana.

Exactamente 15.364 investigadores de 184 países, con datos de los últimos años, revisaron la advertencia original y enviaron lo que consideraron "un segundo aviso": a excepción de la estabilización de la capa de ozono, "la humanidad no ha logrado avanzar lo suficiente en la resolución de los desafíos medioambientales y, lo que es más alarmante, la mayoría de ellos están empeorando", se lee en el informe escrito por un equipo internacional dirigido por William Ripple, profesor de Ciencias Forestales de la Universidad Estatal de Oregón, Estados Unidos. La publicación refirió que este es el segundo llamamiento de la comunidad científica tras el realizado hace 25 años.

"La humanidad no está tomando las medidas urgentes necesarias para salvaguardar nuestra biosfera en peligro". "Los que han firmado esta segunda advertencia no están solo lanzando una falsa alarma".

El artículo enumera una serie de medidas posibles para detener las preocupantes tendencias ambientales, incluyendo la creación de más parques y reservas naturales, frenar el tráfico ilegal de animales, alimentarnos de dietas basadas en verduras, ampliar programas de planificación familiar y de educación para mujeres, y adoptar energías renovables y otras tecnologías "verdes".

Pero no todo está perdido, la disminución de las sustancias que desgastan la capa de ozono y el crecimiento de las energías renovables, son una prueba de que hacer los cambios necesarios puede resultar benéfico para nuestro mundo, señalan los investigadores. Además, los investigadores informan que se ha producido un declive en las tasas de fertilidad en algunas regiones del mundo.

Entre las tendencias negativas el artículo señala la reducción del 26 % en la cantidad de agua dulce disponible "per capita", el descenso en las capturas de pescado salvaje, a pesar del aumento de los esfuerzos pesqueros, o un incremento del 75 % en las zonas muertas de los océanos.

La Alianza de Científicos Mundiales también destaca el aumento del 35 % de la población humana, mientras se da una reducción colectiva del 29 % en el número de mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces.