'Popeye': El fisicoculturista ruso que se inyecta aceite en los brazos

Ajustar Comentario Impresión

Tereshin ha tomado como hábito el consumo del producto Synthol inyectable, un aceite para agradar sus bíceps y tríceps.

Tiene 21 años y más de 29 mil seguidores en Instagram, por sus espectaculares músculos, que los han llevado a recibir el apodo de "Popeye".

"Para alcanzar un gran tamaño, necesitas inyectarte litros en los brazos", reconoció al portal británico "The Sun" el joven de 21 años, quien presume de una circunferencia que alcanza los 60 centímetros. El joven refirió que la primera vez que se inyectó el aceite tuvo una fiebre de más de 40 grados, pero al mejorar siguió con su tratamiento. Sin embargo, aún continúa con un riesgoso régimen para que sus brazos sigan creciendo, y lo complementa con una estricta rutina de gimnasio.

Según recoge el sitio especializado Fitness to Shine, el synthol es un aceite que está compuesto principalmente de ácidos grasos y en menor medida de alcohol benzílico y lidocaína. En las competencias de fisicoculturismo es usado par abrillantar el cuerpo del competidor antes de salir a escena.

Cabe señalar que inyectarse esta sustancia en los músculos puede generar serios riesgos para la salud de la persona, ya que puede provocar problemas en los pulmones, daños en los nervios e incluso ataques al corazón. No obstante, con el paso del tiempo su uso ha ido mutando, y actualmente son varios quienes se lo inyectan para aumentar el volumen de sus brazos, aunque no así su fuerza.