Una empresa argentina suma inteligencia artificial a sus imágenes satelitales

Ajustar Comentario Impresión

Emiliano Kargieman, de Satellogic, junto a Ezequiel Glinsky, de Microsoft Argentina.

Según informó la compañía, durante una reunión de prensa en Buenos Aires, el objetivo es recolectar información inédita de la Tierra, procesar esos datos tomados en órbita con Big Data y Machine Learning, todo bajo la potencia de Azure, para contribuirá al desarrollo de diferentes industrias, entre ellas el agro y oil&gas.

Los nanosatélites recopilan imágenes del espacio, que son enviadas a la nube de Microsoft.

La flota de naves de bajo costo de Satellogic, integrada a la plataforma de procesamiento que corre en Microsoft Azure, ofrecerá servicios comerciales de análisis de los datos capturados desde el espacio. Este análisis automatizado permitirá, entre otras cosas, generar información valiosa sobre la producción y distribución de alimentos, gestión de recursos naturales, actividad económica del planeta, monitoreo y seguimiento de infraestructura y activos distribuidos sobre la superficie de la Tierra.

Kargieman subraya que su foco está puesto en democratizar el acceso a grandes volúmenes de datos sobre el planeta, y abrirá de forma gratuita a la comunidad de científicos un nuevo universo de información hiperespectral para usos científicos y humanitarios.

Por su parte, César Cernuda, presidente de Microsoft Latinoamérica, destacó que "esta alianza tiene que ver con el compromiso de la compañía de ser un catalizador de innovaciones con impacto global". Así, se puede distinguir, en tiempo real, qué representa cada elemento u objeto en para luego evaluar qué aplicación se le puede dar a esa información.

"Estamos seguros de que, a través de esta alianza, podremos ofrecer a la comunidad científica un universo de información nunca antes visto, con posibilidades de resolver algunos de los mayores retos que nuestro planeta enfrenta", concluyó Cernuda, citado en un comunicado que Microsoft envió a iProfesional.

Por su parte, Kargieman se entusiasmó con trabajar con Microsoft Azure para acercar la tecnología que desarrolla a la mayor cantidad posible de usuarios. "Muchas decisiones se van a tomar con respecto a los cultivos van a estar basadas en información que los satélites van a mandar a la nube y a la que los productores van a poder acceder", señala Kargieman, y agrega que con estos datos, se podría ahorrar ente el 80 y el 90% de herbicida que se utiliza. Aquí es donde toman relevancia conceptos como el de "movilidad" y "nube inteligente".

En 2018 la empresa tiene pensado llegar a operar más de 15 satélites en órbita, en 2019 más de 70, y para el fin de la década esperan operar una constelación de 300 satélites para poder tener información de cualquier punto del planeta en tiempo real. Trabajan con imágenes multiespectrales de muy alta resolución, y con imágenes hiperespectrales que desempeñan un papel fundamental en la comprensión del medio ambiente y la modelización de los efectos del cambio climático.

Cierrtamente llamativos fueron los nombres que bautizaron a los primeros miembros de la constelación de sus seis satélites en órbita: Capitán Beto, Manolito, Tita, Fresco, Batata y Milanesat.