Reforma de Temer ataca a la clase trabajadora — Brasil

Ajustar Comentario Impresión

Este viernes ocurrió el mayor asalto popular en Sao Paulo con la presencia de el presidente de la Central de Trabajadores de Brasil, Adilson Araújo.

Bajo el pretexto de modernizar las normativas laborales, la reforma de Temer plantea que las negociaciones directas entre trabajadores y empresas estén por encima de la legislación en diversos puntos.

Además, esta reforma establece nuevas modalidades de contratación, amplia los acuerdos temporales de trabajo, posibilita aumentar la jornada laboral y disminuye el tiempo de descanso, interfiere en las funciones de los sindicatos al poner fin a la contribución obligatoria, y permite a embarazadas o gestantes trabajar en ambientes insalubres.

La idea de la reforma que tenemos no es ésta, dijo y explicó que en realidad se trata del desmantelamiento de los derechos de los trabajadores.

Durante la movilización, el presidente de la Unión General de los Trabajadores (UGT), Ricardo Patah, señaló que la reforma laboral es esencialmente empresarial, y destacó que la norma no tiene ningún artículo que tenga un foco social o mirada sindical.

"La reforma aprobada y sancionada en julio pasado retira derechos conquistados por la clase trabajadora a lo largo de siete décadas, desde 1943, cuando fue aprobada la primera edición de la legislación laboral", alertó la CUT en un comunicado.