La carne de caballo no hace daño: Ahued

Ajustar Comentario Impresión

"Sería difícil que en un taquería llegue uno y pida unos tacos, pues saber si es carne de caballo o si es carne de res; sin embargo, el exhorto es a que cuidemos donde se adquiere la carne; no es un problema tan serio y grande pero damos la cara y decimos que está haciendo el gobierno de la Ciudad en coordinación perfecta con Sagarpa, Cofepris y Profeco", dijo.

El estudio aseguraba que este tipo de actividad es posible debido a la ausencia de estrictos controles sanitarios.

El secretario de Salud de la Ciudad de México, José Armando Ahued, reconoció que si fue distribuida la carne de caballo para el consumo humano en algunas carnicerías, mercados y puestos de la capital.

En el mercado San Juan, la carne de caballo está a la venta por unos 200 pesos el kilo, sin engaños.

El 12% de la carne vendida de Chihuahua es de caballo, donde el problema es que cometen algunos establecimientos engaño al presumir que es de res, según informe de Humane Society International. Se detectó que algunas muestras de carne cruda contenían altos niveles de clembuterol, un medicamento veterinario prescrito comúnmente para caballos, pero que puede ser dañino para los humanos.

Breña Cantú apuntó que la carne de caballo no hace daño al ingerirse, siempre y cuando su procedimiento de sacrificio haya sido en un rastro, bajo las normas adecuadas, pero lamentó que se venda como carne de res, pues en todo rastro debe haber un médico veterinario.

Ante la posibilidad de que le vendan carne de equino, Armando Ahued recomendó comprar el producto en establecimientos formales, revisar que cuente con etiqueta en la que se especifique procedencia y fecha de caducidad, tenga olor fresco, color rojo o rosita, sin mal aspecto y se mantenga en refrigeración.