Tratamiento biológico para mejor la calidad de vida de pacientes con artritis

Ajustar Comentario Impresión

De acuerdo con estimaciones internacionales, se calcula que en Centroamérica y el Caribe existen entre 300 mil y 600 mil personas, respectivamente, que padecen la enfermedad.

Los daños en articulaciones asociados con la artritis reumatoide representan más de 35 por ciento de la discapacidad generada por este padecimiento. Empezar por conocer las necesidades no satisfechas de los pacientes nos permite centrar nuestros esfuerzos y nos mantiene enfocados en nuestro objetivo: "ayudar a los pacientes a mejorar su estado de salud y sus vidas, por eso estamos muy orgullosos de contar con un portafolio de investigación muy continuo y robusto, en el cual próximamente podremos ofrecer nuevas alternativas de tratamiento para la Artritis Reumatoide y otros cuadros inflamatorios de origen inmune" aseveró, el Dr. José Luis Cañadas, Director Médico de AbbVie México.

El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra bacterias, virus y otras células o sustancias extrañas.

El dolor, la rigidez, el hinchazón o la dificultad para mover una articulación son los más habituales para detectar esta enfermedad, que consiste en una inflamación de las articulaciones de los huesos e involucra a que se degrade el cartílago articular que las protege. Estas células en el tejido y en el líquido de la articulación producen muchas sustancias, entre las que se incluyen enzimas, anticuerpos y citocinas, que atacan la articulación, destruyen su arquitectura, dando lugar a la deformidad y limitación del movimiento.

Dentro de los medicamentos biológicos innovadores y de alta tecnología para tratar este mal, el doctor Herrera cita el anti TNF sub cutáneo, Golimumab. Representa una terapia biológica de vanguardia, cuya administración es mensual, a diferencia de otros tratamientos que son de uso más frecuente.

Los pacientes con artritis reumatoide ya diagnosticada, no sólo sufren consecuencias físicas, podrían también verse afectados psicológicamente (depresión, desequilibrio emocional, entre otros), reducción en sus ingresos personales y familiares por su incapacidad laboral como en cualquier otra enfermedad.

Según los especialistas, este factor puede ser aún más importante que la herencia genética: "muchos pacientes nos preguntan en el consultorio si la artritis reumatoidea es una enfermedad hereditaria que vayan a padecer inexorablemente sus hijos".

Reconocer la importancia del manejo adecuado de la artritis reumatoide tiene un impacto significativo en la calidad de vida de las personas que padecen la enfermedad, proveyendo salud a la población a través de la atención clínica y terapias eficaces y seguras, siempre en beneficio de los pacientes.