Islandés se queda fuera del Mundial tras preferir jugar con otra selección

Ajustar Comentario Impresión

Él aceptó asegurando que "mis oportunidades de clasificar para un Mundial serán mucho mayores con Estados Unidos". Sin embargo, en 2013 recibió una llamada de Jürgen Klinsmann, en ese entonces entrenador de Estados Unidos, para que forme parte del combinado norteamericano.

Pero hasta allí duró su alegría.

Se trata de Aron Johannsson, un delantero de padres islandeses, pero nacido en Alabama, Estados Unidos. Recordemos que Estados Unidos no se perdía ni una sola cita mundialista desde Italia 90.

Comenzó a jugar profesionalmente en el Fjölnir antes de dar el salto al fútbol holandés, donde destacó primero con el Aarhus, de la segunda división, y después en la máxima categoría con el AZ Alkmaar.

Pero hubo un detalle que no tomó en cuenta: el rápido crecimiento que estaba experimentando el fútbol islandés en los últimos años, impulsado por un programa de desarrollo del que él formó parte.

La historia de Islandia tiene encantado al mundo del fútbol por sus logros en la cancha y su presencia en las gradas. En 2016 disputó su primera Eurocopa, alcanzando los cuartos de final, y la semana pasada certificaba su primera clasificación mundialista tras acabar primera en un grupo con Croacia, Ucrania o Turquía, entre otras.