EU perdería 50 mil empleos en sector de auto partes sin TLCAN

Ajustar Comentario Impresión

La moneda se ha presionado en los días previos a la renegociación del TLCAN, en su cuarta ronda, luego de comentarios de diferentes participantes sobre la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo.

Afirmó que revisar el TLCAN cada cinco años, como lo propuso Estados Unidos, sería un error puesto que es un factor de incertidumbre.

Durante la 4ta ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el equipo negociador estadounidense planteó que el acuerdo tenga una vigencia de cinco años, lo que se llama la cláusula "sunset".

Dijo que, pese a las estimaciones de Moody's en el sentido de que el impacto de la cancelación del TLCAN en el PIB de México sería de 4%, "tendríamos que ver la afectación que pudieran tener a nivel local estos sucesos, pero nosotros tenemos que seguir con la idea central de que el Tratado de Libre Comercio va a salir, que está anclado y que podemos lograr un acuerdo de ganar para los tres países que estamos negociando".

Los manufactureros de autopartes representan el más grande segmento del proceso de manufacturas en Estados Unidos, con un 2.9 por ciento del empleo total en el país.

Vanessa Rubio indicó que, desde su llegada a Washington, para la reunión de otoño del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, "tuvimos ya una reunión con representantes del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y con nuestras contrapartes de Canadá".

Pero contrario a los argumentos de Trump, tan solo con el tema de la industria automotriz, en donde Estados Unidos pretende un incremento en el contenido regional para autos a un 85 por ciento desde 62,5 por ciento actual y con un 50 por ciento con componentes de ese país, esto les generaría la pérdida de fuentes de empleos y de inversiones.

Las demandas de reglas de origen están entre las muchas condiciones que la Cámara de Comercio estadounidense ha calificado de "propuestas de píldora envenenada" que amenazan con torpedear las negociaciones.

El estudio, realizado por Boston Consulting Group para MEMA, también señala que China podría ser uno de los beneficiarios de la desaparición del TLCAN porque algunos fabricantes transferirían su producción a países con bajos costes de producción.

"En vez de alentar a más contenido estadounidense, esas cláusulas llevarán a menos contenido estadounidense", advirtió Wilson.