Uruguay aplica medidas espejo y traba importaciones brasileñas

Ajustar Comentario Impresión

El Partido Nacional convocará al Parlamento en forma "grave y urgente" al canciller Rodolfo Nin Novoa y al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca Tabaré Aguerre, tras el anuncio del gobierno brasileño de suspender por "tiempo indeterminado" el ingreso de lácteos uruguayos.

No obstante, Uruguay decidió durante parte de este miércoles aplicar medidas espejo: entre 60 y 70 camiones fueron demorados en la frontera este miércoles, dijo el ministro de Ganadería Tabaré Aguerre. Además, se dejó en claro que se establecieron los contactos diplomáticos con el gobierno norteño para intentar que se revea esa decisión.

Dijo que el gobierno de Uruguay trabaja intensamente en la solución de este problema que se planteó el martes 10 e informó que de inmediato se comunicó con las cooperativas lecheras, con el Instituto Nacional de Leche (Inale), con el instituto Uruguay XXI, con el embajador y con el canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, quien le aseguró que trabajará intensamente para que no se afecten las relaciones entre ambos países. "Hemos recibido esta noticia con sorpresa y con estupor", dijo Nin Novoa. Además, aseguró que el argumento de que Uruguay importa leche desde otros países como Argentina es "muy traído de los pelos".

En tanto, el canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, dijo que es difícil anticipar que pasará con esta situación "cuando las decisiones que se toman no son parte de una negociación" sino de "medidas unilaterales". "Uruguay le vende 500 millones de dólares de lácteos a Brasil e importa de algunos otros países productos terminados por 15 millones. La forma y el contenido nos sorprendieron". El ministro de Trabajo Ernesto Murro también se refirió a la medida adoptada por Brasil y la calificó de "lamentable". La caída en las ventas a ese destino se explicaron por una mayor producción local, que llevó a una baja de los precios en ese destino y a un mayor incentivo para que la producción uruguaya de lácteos buscara destinos más atractivos. "No nos corresponde hacer conjeturas de que hay detrás de esto".

El Gobierno uruguayo había decidido, como contrapartida, adoptar medidas sobre camiones brasileños, pero desistió luego de que un vehículo de carga de Uruguay consiguiera pasar la frontera hacia Brasil.

"No queremos tomar medidas espejo, pero esto lo consideramos una hostilidad de las políticas comerciales de Brasil, que no se justifica desde ningún punto de vista". "Cuando los negociadores -de la Unión Europea- ven cómo entre nosotros nos seguimos poniendo trabas, la verdad es que nuestra posición se vuelve muy inconsistente y nos deja un flanco muy grande", expresó Nin Novoa.

"Evaluaremos mañana esta situación con una visión amplia y obviamente como Gobierno Nacional confiamos en que esto se va a resolver al nivel más alto desde el punto de vista político, por la historia que hay en estos dos países", manifestó.